Trucam II

El Trucam II al ser bastante pequeño puede ser usado como radar fijo o en su defecto como móvil, esto como consecuencia de sus 21 centímetros de largo, un peso de 1,6 kilos y posee una autonomía que ronda entre ocho y diez horas. Su diseño es resistente a todo tipo de escenario y aguanta situaciones climatológicas de cualquier clase, ya sea polvo, agua, etc. Cabe destacar, que inclusive su funcionamiento puede ser satisfactorio en temperaturas extremas como los 60 grados; o en contraste, temperaturas que llegan a los 10 bajo cero.

Es un radar que está amparado en el laser LiDAR, el cual tiene la capacidad de estimar velocidades que tranquilamente pueden llegar a los 320 km/h, fundamentalmente para los coches que estén muy cercanos a su localización o también para los que están más lejanos. Es importante señalar, que tiene un poder de captación a una máxima distancia de 1,5 kilómetros, esto en detrimento de los 800 metros que pueden ser registrados por los radares que están insertados en la actualidad. El margen de error es sumamente bajo: Solo 2 kilómetros. ¿Fenomenal verdad?

El Trucam II tiene la ventaja de observar la parte interior de los vehículos, pero también su pantalla LCD (9,4 alta resolución) es formidable para grabar videos y está diseñada para verificar imágenes nítidas sin importar la luz del sol o su resplandor. Al ser un dispositivo que no cuenta con flash tradicional, se requerirá de un instrumento inalámbrico cuando esté en funcionamiento nocturno. No obstante, el rendimiento en la oscuridad es espléndido por la presencia de un filtro especial, cuyo objetivo primordial es el funcionamiento efectivo en escenarios luminosos que se puedan captar con imágenes de gran calidad.

Las fotografías pueden ser suministradas al instante a la Guardia Civil de Tráfico, esto con la finalidad que los agentes puedan descargar el material de la infracción rápidamente. El Trucam II dispone de una conexión ethernet y wifi que permitirá una conexión ininterrumpida. ¡Fascinante para las autoridades!

El novedoso radar permitirá el reconocimiento instantáneo de toda la clase de vehículos que están en circulación, una característica excelente para verificar la velocidad de los coches, aunque al mismo tiempo es adecuado para las motos, camiones y furgonetas.

Las infracciones que se generan por la acción del Trucam II no solamente están dirigidas a la medición de excesos de velocidad, ya que sus servicios trascienden hacia problemáticas derivadas de la conducción agresiva o distracciones del chofer en el volante como: utilización del móvil, circulación en carriles no permitidos y no colocación del cinturón de velocidad.

La salida a la calle de este radar Trucam II ha ocasionado una enorme diatriba en cuanto a vertientes legales, puesto que tiene la capacidad de captar imágenes completamente nítidas a 150 metros de distancia por los niveles de zoom impresionantes que lo destcan. Por consiguiente, dichas instantáneas pueden originar un dolor de cabeza para los conductores, quienes se verán afligidos por la invasión de su privacidad.

En la actualidad lo único que se sabe del Trucam II es que está en proceso de prueba todavía, a lo largo de las carreteras de Madrid se ha evidenciado su presencia. De superar satisfactoriamente todos los ensayos planteados, el dispositivo acompañara a los más de 300 radares móviles Trucam que ya se encuentran en las calles y carreteras que controla la DGT.

Se espera que la salida del Trucam II sea a finales del año 2020.

Los radares están siendo fabricados por la compañía Tradesegur, quien a lo largo de los años se ha especializado en temas de seguridad vial y ciudadana. Así mismo, se encarga de proporcionar tecnología a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, a la DGT, etc.