ocu-tregua-carrefour

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) y Carrefour ponen en marcha una campaña de información con el objetivo de mejorar los hábitos de alimentación para que sea más saludable y sostenible. La colaboración suscrita por ambas entidades, por un año de duración, se enfoca en una acción informativa dirigida a los consumidores a través de establecimientos de Carrefour, páginas web, apps, folletos publicitarios o talleres específicos. Hasta aquí, nada llamativo, si no fuera por las duras críticas que, durante años, la organización ha emitido contra el grupo francés. Atrás quedaron los choques. Comienza ahora un año de tregua en pro de la alimentación saludable.

Tras años de seguimiento implacable, denuncias y críticas a campañas y acciones de Carrefour, parece que OCU entierra el hacha de guerra, al menos de momento. Detrás de la alianza entre ambas entidades podría intuirse una maniobra de acercamiento de la cadena de distribución a la plataforma de consumidores para limar asperezas. Las promociones y agresivas ofertas se canjean ahora por campañas de concienciación y cuidado de la salud, más en la línea de los intereses defendidos por la organización de consumidores.

¿Lavado de imagen o cambio de estrategia? Sea cual sea el fin de la acción promocional, el hecho cierto es que ahora la compañía y la organización dejan atrás las fricciones del pasado para unir fuerzas en una acción conjunta encaminada a fomentar hábitos responsables entre los consumidores.

UN PASADO DE DESENCUENTROS

Una de las últimas ocasiones de las tantas en las que la OCU ha puesto en el punto de mira a Carrefour la encontramos el pasado mes de mayo. Las principales conclusiones de su quinto control de precios de 25 productos básicos de alimentación y droguería, desde que empezó el estado de alarma, situaba a El Corte Inglés y Carrefour como los supermercados con mayor problema de disponibilidad online de estos bienes de consumo.

En este ámbito concreto de productos básicos, “los problemas de disponibilidad son más habituales en Carrefour y El Corte Inglés (15%), especialmente si los comparamos con Dia (8%), mientras que las ciudades con un mayor porcentaje de ausencias son Bilbao y Sevilla, frente a Murcia y Zaragoza, donde es más fácil encontrarlos”, al menos así lo refleja el informe.

Otra de las sonadas críticas a Carrefour por parte de OCU tuvo lugar en 2018 por la denominada por la marca ‘Operación Descuento’. La campaña promocional de Carrefour despertó el descontento de la organización ciudadana. “En teoría, se puede conseguir hasta un 80% de descuento (con un 10% garantizado) en más de 10.000 productos, pero, en realidad, tiene más de sorteo que de oferta, y es poco clara para el consumidor“, alertaba en aquellas fechas la entidad. “Si crees que vas a encontrar un amplio surtido de productos con la indicación del descuento que le corresponde, te equivocas”, advertía.

El año 2015 la campaña de Carrefour “Ahórrate el IVA” fue también objeto de acusaciones de “publicidad engañosa” por parte de OCU. “Para empezar: no te descuentan el IVA. Para empeorar: lo que hacen es darte un cupón canjeable en productos Carrefour dentro de un plazo determinado”, alegaba entonces la organización de consumidores.

MENSAJES CLAVE DE LA CAMPAÑA

En cuanto a la campaña iniciada esta semana y que tendrá un año de vigencia, los mensajes clave han sido seleccionados de un estudio realizado por OCU sobre la realidad de los hábitos de alimentación de los españoles, que evidencia la percepción general de los ciudadanos de que sus hábitos alimentarios son saludables, sobre todo en el caso mayoritario de las personas mayores. En el extremo opuesto, aquellos que asumen que su alimentación no se ajusta a la categoría de saludable, lo achacan básicamente a falta de motivación o de tiempo.

El argumentario para la concienciación de los consumidores pone en valor que cada vez preocupan más la alimentación saludable en la sociedad, como conocer el origen de los alimentos y procurar el respeto al medio ambiente. En este sentido, se incide en que el 40% de los consumidores presta mucha atención a la información de los envases por lo que los promotores de la campaña apuestan por una información clara y detallada sobre valores nutricionales, origen y fabricante.

Por otro lado, el 48% de los consumidores considera fundamental el origen de los alimentos, por lo que ambas entidades recomiendan el consumo de productos locales que favorecen la economía local. En la misma línea, el cuidado del medio ambiente preocupa al 24% de los consumidores. Un 29% compra productos que contienen alegaciones medioambientales.

Según el estudio en el que se ha sustentado la campaña por una alimentación más saludable, la principal preocupación de los consumidores a la hora de elegir productos de alimentación es la salud y el 68% de los consumidores compra productos con mensajes nutricionales, el 26% con mensajes de salud. En este contexto, el 73% de los consumidores compra sobre todo fruta y verdura de temporada.

Además de desarrollar diversas actividades de información y formación, talleres presenciales sobre alimentación saludable, durante un año también se van a desarrollar nuevos estudios para conocer cómo evolucionan los hábitos de alimentación y compra y la influencia que el impacto del Covid-19 ha tenido en los consumidores.

Comentarios de Facebook