emprender negocio

Si pensamos en emprender inmediatamente nos viene a la cabeza la idea de empezar un negocio desde cero. Sin embargo, no esta la única forma de hacerlo. De hecho, como emprendedor puedes ponerte al frente de una empresa que ya existe a través de la modalidad de traspaso de negocio.

Son muchos los empresarios que deciden dejar de explotar su negocio, ya sea porque han decidido jubilarse, porque prefieren centrarse en otra actividad o porque no han sido capaces de sacarle al negocio toda la rentabilidad que esperaban. Estos negocios que se traspasan son toda una oportunidad para aquellos que quieren estar al frente de su propio proyecto.

Al optar por un traspaso de negocio te olvidas de preocupaciones y muchas veces de trámites administrativos como obtener la licencia de actividad, acondicionar el local, etc. Incluso cuentas ya desde el inicio con una cartera de clientes que puede ser más o menos amplia. Pero cuidado, porque esto no implica que no tengas que hacer tu propio plan de empresa y estudio de mercado.

requisitos legales traspaso de negocio

¿Qué es un traspaso de negocio?

Es un acuerdo en virtud del cual el actual propietario del negocio cede a otro emprendedor tanto el propio local en el que se ejerce la actividad (sea en propiedad o alquilado) como los activos tangibles e intangibles.

Esto implica que el emprendedor se pone al frente de un negocio totalmente operativo y puede comenzar a explotarlo desde el primer día. Pero para que esto sea posible es necesario que el traspaso quede registrado a través de un contrato.

Esta operación no está sujeta a IVA ni a Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, pero la persona que cede el negocio deberá  emitir factura y además reseñar esto en su declaración de IRPF. Se considerará como un incremento de su patrimonio puesto que ha obtenido un dinero con ello.

Traspaso de un negocio en un local alquilado

Si el negocio está ubicado en un local que es propiedad del transmitente no hay ningún problema, porque el inmueble puede formar parte del acuerdo, aunque esto hará subir el precio del contrato. No obstante, también es posible que el cedente traspase el negocio y conserve el local o establecimiento en propiedad pero lo alquile al nuevo titular del negocio.

La situación es algo más compleja cuando el local es propiedad de un tercero que tiene un contrato de arrendamiento firmado con el titular actual del negocio. En este caso esta parte debe intervenir en la negociación, porque lo habitual es que se firme un nuevo contrato entre el propietario del inmueble y quien será el nuevo inquilino.

Como es lógico, el propietario intentará obtener unas mejores condiciones de las que impuso en su día a su inquilino actual, por lo que es muy importante llevar bien la negociación.

También es posible que el contrato de arrendamiento permita al actual inquilino ceder el contrato a un tercero (en este caso el emprendedor), pero si esto ocurre el titular del inmueble puede aumentar el alquiler hasta un 20%. De ahí que muchas veces sea más interesante negociar un nuevo contrato desde cero.

valorar traspaso de negocio

Trámites administrativos que no se pueden obviar

Todo establecimiento abierto al público debe contar con una licencia de apertura que acredita que cumple los requisitos para poder llevar a cabo la actividad que se desarrolla dentro del mismo.

Muchos emprendedores que deciden optar por el traspaso de negocio creen que si siguen ejerciendo la misma actividad que venía realizando el anterior propietario no tienen que hacer ningún trámite administrativo, pero esto es un error que puede llegar a salir muy caro e incluso podría derivar en el cierre del establecimiento.

El nuevo titular ha de acudir al Ayuntamiento para informar de que ha producido un traspaso de negocio y constar como titular de la licencia de apertura. En caso de que la normativa hubiera cambiado en el tiempo transcurrido entre que se otorgó la primera licencia y el momento de pedir el cambio de titularidad, es posible que el emprendedor tenga que hacer algún tipo de reforma en el local.

¿Cómo se calcula el precio de un traspaso de negocio?

Es posible que emprender a través de adquirir el negocio de un tercero pueda tener un precio inicial más elevado que poner en marcha un proyecto desde cero. Pero en este caso el emprendedor cuenta con la ventaja añadida de que ya lo tiene todo listo para empezar a trabajar, incluso cuenta con clientes, y esto es algo que hay que valorar.

Determinar si el precio que te piden por un traspaso es justo o injusto es algo complicado, pero debes tener en cuenta que son muchos los elementos a valorar: importe del contrato de arrendamiento, valor de los equipos técnicos, stock que se va a traspasar, cartera de clientes, imagen de marca, posicionamiento comercial, etc.

Está claro que el cedente querrá un precio más elevado del que tú vas a estar dispuesto a pagar de primeras, de ahí que en muchos casos se recurra a un tercero independiente. Un perito que se encargará de dar un valor objetivo al negocio.

emprender

Algunos consejos antes de afrontar la cesión de un negocio

Cuanta más información tengas mucho mejor, así que no tengas miedo de informarte y preguntar todo lo que consideres necesario. Sería interesante que solicitaras al cedente la información económica y financiera de los últimos años para ver los resultados del negocio y su nivel de endeudamiento (porque también te vas a quedar con las deudas).

Asegúrate de que el local y la actividad son conformes a la legalidad para no encontrarte después con sorpresas desagradables. E intenta conocer la verdadera razón por la que el cedente quiere llevar a cabo el traspaso. Infórmate sobre todo lo relacionado con el cambio de titularidad de la licencia de actividad y haz todos los estudios que consideres convenientes para decidir si de verdad es el negocio que te interesa.

El traspaso puede hacerse rápido y llegar a ser todo un éxito, pero es importante que te asegures de que todo está en orden antes de asumir la titularidad del negocio y que compruebes que de verdad tiene potencial para darte rentabilidad.