transporte-maritimo-corta-distancia

El secretario de Estado de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Pedro Saura, ha defendido que el transporte marítimo de corta distancia (TMCD) tiene que jugar un papel “esencial” en la recuperación económica y en la transición hacia la descarbonización de la economía. Por motivos económicos y ambientales, representa una alternativa lógica para absorber parte de la demanda de transporte interno en la Unión Europea. La sobrecarga de las carreteras europeas y la reducción de costes económicos y de tiempo posicionan a este tipo de transporte.

Lo ha dicho este jueves en la conferencia anual SPC Spain 2020 ‘Pacto Verde y Covid: un nuevo escenario de oportunidades para el TMCD’ de la Asociación Española de Promoción del Transporte Marítimo de Corta Distancia.

El encuentro ha sido inaugurado por la presidenta de SPC Spain, Elena Seco; el presidente de Puertos del Estado, Francisco Toledo; la presidenta del Puerto de Barcelona, Mercè Conesa, y el secretario de Infraestructuras y Movilidad de la Generalitat, Isidre Gavín.

Saura ha sostenido que conviene superar dos debilidades fundamentales en la actual crisis del coronavirus: el poco peso de la industria en algunas economías europeas, como es el caso de España, y la “excesiva” dependencia comercial con algunos socios fuera de Europa.

“Tenemos que apostar en Europa por la industrialización, también por fortalecer un mercado europeo más intenso. Tenemos que hacer las cadenas de suministros más cortas. Tenemos que apostar por la eficiencia, competitividad y sostenibilidad del transporte”, ha sostenido.

El secretario de Estado ha destacado que la solución pasa por hacer políticas económicas anticíclicas y, en el caso del transporte marítimo, apostar por la intermodalidad, la sostenibilidad y la digitalización: “Tenemos que pasar de esta lógica de pensar solo en la infraestructura y hablar más del transporte”.

Ha defendido que hay los recursos económicos para todo ello, recogidos en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2021: “Esto no era habitual en los PGE, lo habitual era infraestructuras del transporte”.

El TMCD es menos contaminante que los medios transporte terrestre (carretera y ferrocarril), presenta un menor consumo energético y tiene una menor emisión de contaminantes a la atmósfera. El consumo de combustible por tonelada-km puede reducirse hasta seis veces utilizando el transporte marítimo de corta distancia en lugar de la carretera. En cuanto a las emisiones de CO2 las del transporte marítimo de corta distancia son también cinco veces menores que las de la carretera. En la ruta Barcelona-Roma las emisiones de CO2 de transporte solo por carretera, es de 3.001 kg, y mediante transporte marítimo de corta distancia, es de 385 kg.

SOSTENIBILIDAD

Para Francisco Toledo, la sostenibilidad va a ser una cuestión ineludible, y los puertos, el transporte marítimo y sector logístico deben estar comprometidos con la sostenibilidad medioambiental, algo que considera una oportunidad “innegable” para el transporte marítimo de corta distancia.

“El hecho de que la agenda de descarbonización de la Unión Europea y de nuestro país sea intensa en los próximos años abre un mundo de oportunidades para el transporte marítimo de corta distancia en la medida de que pueda recoger gran parte de las emisiones que ahora mismo van por carretera y reducirlas”, ha añadido.

Mercè Conesa, que ha constatado una tendencia a la recuperación de tráficos este mes de noviembre, ha defendido que el ‘shortsea’ debe ser uno de los ejes de la recuperación económica, algo que requiere aunar esfuerzos priorizando estas rutas, y ha destacado las nuevas rutas con Turquía y África.

Actualmente, la carretera es con mucho el modo más utilizado en el transporte de mercancías, llegando en algunos puntos a estar totalmente congestionada debido a la gran afluencia de tráfico no solo de camiones, sino también de autobuses o turismos. La congestión, unida a la contaminación, provoca cortes en algunas vías y la restricción de paso durante ciertos periodos para el transporte de mercancías. Por ello, el transporte marítimo de corta distancia se configura como una opción para descongestionar las carreteras, así como para ganar eficiencia en el transporte.

“ESFUERZO”

Para ello, considera necesario un “esfuerzo muy claro” de las compañías para transformar sus barcos para garantizar que pueden utilizar un combustible más respetuoso y alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Gavín ha destacado el carácter público-privado del encuentro y el papel “clave” que está jugando el transporte marítimo de corta distancia en la recuperación.

“Se ha puesto en valor la cadena de suministro, y el transporte marítimo de corta distancia ya tenía un rol importante. Ha conseguido crecer sobre bases muy sólidas en los últimos años”, ha añadido.

Para Gavín, el sector ha sabido reaccionar ya que la prueba es la transformación de naves y la inversión de los puertos: “Esto nos da confianza de que el sector tendrá herramientas para tener un rol estratégico en la actividad”.