El secretario de Estado de Empleo y Economía Social, Joaquín Pérez Rey, ha afirmado este miércoles que el paro ha aumentado en octubre muy por debajo de la media de años anteriores y que, aunque siempre es mala noticia que el paro registrado suba, se puede pensar, “con todas la cautelas y la incertidumbre que deriva de la situación actual”, que las medidas que el Gobierno ha venido adoptando han conseguido minimizar los efectos de la crisis sanitaria sobre el mercado de trabajo.

Así lo ha señalado en la rueda de prensa para valorar los datos de paro registrado y afiliación a la Seguridad Social, donde ha puesto en valor que hay más personas en disposición de incorporarse al mercado laboral.

No obstante, ha apuntado que los rebrotes de la pandemia generan “una enorme y elevadísima incertidumbre” que hace que la evolución a corto y medio plazo “no pueda ser objeto de una predicción adecuada”.

En el mes de octubre, el paro incremento se ha elevado fundamentalmente en el sector servicios que, según el secretario de Estado, “es el que está sufriendo más las medidas de contención sanitarias derivadas de la pandemia”. De su lado, ha subrayado que el incremento en la agricultura se debe a un elemento estacional, por el fin de la campaña de la vendimia.

También ha remarcado que en octubre se ha vuelto a constatar que el empleo camina de la mano de “vínculos débiles”, ya que, “una vez más”, se ha podido observar la “altísima temporalidad” del mercado laboral español, que en octubre ha vuelto a repetir esta tónica.

No obstante, Rey ha hecho hincapié en que el incremento del desempleo de este mes se enmarca dentro del comportamiento habitual de un mes de octubre.

“Una vez más, nuestra valoración de los datos es la prudencia, ya que la evolución de la crisis tiene un componente de imprevisibilidad grande y las eventuales restricciones a las actividad tienen repercusiones sociales y, por eso, estos datos tienen que valorarse en un contexto de incertidumbre y de sosiego”, ha añadido.

De su lado, el secretario de Estado de Seguridad Social y Pensiones, Israel Arroyo, ha señalado que el dato de afiliaciones de octubre es “relativamente positivo” y que aunque se está lejos de alcanzar las tasas “extraordinariamente altas” de años anteriores, el dato está por encima del crecimiento medio de otros años.

De hecho, ha resaltado que el crecimiento de octubre respecto a septiembre está en línea con el del año pasado y el anterior. “Iniciamos octubre con muchas incertidumbres, parecía que se recrudecía la segunda ola de la pandemia, pero finalmente es un dato que nos ha sorprendido positivamente”, ha apuntado.

Así, Arroyo cree que se continúa con la recuperación tras la destrucción “intensísima” de empleo. También ha puesto de relieve que los efectos de la crisis continúan estando muy concentrados y que las medidas adoptadas han sido “la causa fundamental de haber logrado esta protección de empleo y de haber evitado que se provocase una crisis generalizada”.

Preguntados sobre los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), el secretario de Estado de Seguridad Social ha explicado que las empresas tienen hasta noviembre para comunicar si han hecho un ERTE en octubre y que, “como han pasado muy pocos días de octubre, hay muy pocas declaraciones”, conforme vaya avanzando el periodo de liquidación se tendrá ya un porcentaje elevado de comunicaciones y se podrán dar datos”.

14.000 MILLONES DE EUROS EN ERTE

El secretario de Estado de Empleo y Economía Social ha afirmado que el gasto en prestaciones vinculados a ERTEs asciende a 14.000 millones y que se tendrá que ver cómo evoluciona esta protección más allá del 31 de enero para conocer su alcance total.

También ha dicho que la Comisión tripartita de seguimiento de los ERTE se reúne con periodicidad y ha insistido en que se tendrá que persistir en “un sistema que ha funcionado de manera tan correcta y adecuada pudiendo contener la destrucción de empleo” si las circunstancias lo permiten.

Asimismo, ha resaltado que el hecho de ir “poco a poco” en el diálogo de ERTEs ha permitido ajustar el diseño a las necesidades de cada periodo sanitario. “La Comisión tripartita se reunirá con frecuencia e irá valorando hasta qué ocurrirá a partir del 31 de enero”, ha añadido.

Preguntado por cuántos ERTE han pasado a ser un expediente de regulación de empleo (ERE), Rey ha dejado claro que la mayoría de los trabajadores que abandonan el ERTE lo hacen para incorporarse al mercado de trabajo ordinario. “No hay un trasvase de ERTEs al desempleo, sino a la plena actividad”, ha remarcado.

2.155 ERTES TIENEN INFRACCIONES

Respecto a los ERTE fraudulentos, Rey ha cuantificado que se han iniciado un total de 30.883 procedimientos de la Inspección de Trabajo y de estos, con fecha de 29 de octubre, se han finalizado 18.256, de los que un total de 2.155 han concluido con infracciones.

Por otro lado, sobre el salario mínimo interprofesional (SMI) ha afirmado que el canal habitual de fijación del mismo, “salvo en circunstancias extraordinarias”, se producirá antes de que acabe el año y en el marco de la consulta a los interlocutores sociales, “como se determina en el Estatuto de los Trabajadores”.