La segunda reunión entre el Banco Sabadell y los sindicatos para abordar el plan de reestructuración que afectará a 1.800 puestos de trabajo, ha dejado a los representantes de los trabajadores con ganas de más, pues las medidas presentadas por la entidad parecen “insuficientes”, según explican en un comunicado.

En la reunión de este jueves, la dirección les ha presentado un planteamiento que prioriza las prejubilaciones a partir de los 57 años y que complementará (si no se llega a la cifra total de 1.800), con bajas incentivadas, principalmente para el personal administrativo de la red de oficinas y servicing.

Para CCOO estas condiciones de salida deben replantearse al alza si la intención del banco es completar esta reestructuración “con éxito”, más cuando quieren llegar a un acuerdo no más tarde del 17 de noviembre para iniciar las salidas en el primer trimestre del 2021.

PROPUESTA

En la distribución territorial propuesta por el banco (la suma es superior al número máximo de bajas para tener un pequeño margen de actuación) se encuentran 716 salidas en Cataluña, 675 en la zona este, 173 en el centro, 126 n el noroeste, 93 en el norte y 92 en el sur.

Entre las condiciones de prejubilaciones a partir de 57 años se incluye un 70% del salario anual asignado (que incluye los complementos pero no los variables) más el convenio especial, hasta un máximo de 250.000 euros.

Para las prejubilaciones a partir de 63 años, el 20% del salario anual asignado para la plantilla de entre 63 y 64 años y un 10% del salario anual asignado para los mayores de 65 años. Y en cuanto a las bajas incentivadas, ofrecen 35 días por año trabajado, máximo una  anualidad.

Desde el sindicato explican a MERCA2 que las medidas son insuficientes porque para incentivar a los trabajadores a que se unan voluntariamente a las bajas “tienen que mejorar la oferta”, de lo contrario “la gente no va a ser proactiva”. Además, entienden que el paquete no solo debe contemplar medidas económicas, también hay beneficios sociales que se deben respetar. “Es mejorable y completable”, apuntan.

CONTRAPOPUESTA 

El sindicato elaborará una contrapropuesta que presentará en el próximo encuentro cuando estudien las medidas anunciadas hoy por el Sabadell “con más profundidad”. Sin embargo, ya han exigido que cualquier plan que afecte a tantas personas, “debe ir acompañado de medidas estructurales que garanticen la viabilidad y seguridad de la plantilla que quedará prestando sus servicios”. Esto son otros 13.000 trabajadores.

“Para nosotros no se debe desligar la lucha por unas condiciones de salida dignas con la defensa de una mejor organización y recursos para el resto de la plantilla”, detallan.

Entre los temas que ya han avanzado para que esta propuesta de salidas voluntarias “sea lo más atractiva posible”, se encuentran la ampliación del margen de edad para acceder al plan de prejubilación, el aumento del tope máximo a cobrar y concretar el Convenio Especial (actualizado o congelado), así como mecanismos para garantizar el cobro de las percepciones hasta la edad de jubilación.

Sin dejar atrás la situación del Plan de Pensiones y en qué condiciones financieras quedan los trabajadores al desvincularse (cuenta corriente y tarjetas, préstamos personales, hipotecas, etc).