Foto: Libre Mercado

Toys’R’Us ha presentado ante el Ministerio de Trabajo un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para 848 empleados de la plantilla de España, integrada por unos 1.000 trabajadores, tras el cierre de sus tiendas como consecuencia del estado de alarma decretado por el Gobierno para combatir el coronavirus, según han informado a Europa Press en fuentes sindicales, que han destacado que se trata de una medida para asegurar la continuidad del empleo.

El ERTE, que se aplicará por causas de fuerza mayor, afectará a prácticamente la totalidad de la plantilla de las tiendas, aunque se producirán algunas excepciones para garantizar el servicio de venta ‘online’. Según han explicado las mismas fuentes, el personal de oficinas centrales seguirá operativo cubriendo las necesidades reales de las mismas.

“El objetivo principal ha sido ajustar al máximo el número de personas afectadas, de modo que se pueda mantener la viabilidad de la empresa en este escenario tan impredecible, garantizando a su vez el mantenimiento de los empleos”, han señalado desde UGT.

El actual escenario ha llevado a sindicato a afirmar que comprenden que la dirección de la empresa deba cuantificar el impacto económico en toda su extensión. Y piden que con la mayor brevedad pueda dilucidar que parte del salario se va a ver complementado al 100%, “puesto que a día de hoy, es un tema inconcluso”.

EN PELIGRO LAS PAGAS EXTRA

Desde CC.OO. han trasladado a la compañía de juguetes medidas para atenuar las consecuencias negativas del ERTE, entre ellas que el periodo de suspensión no afecte a la cuantía de las pagas extraordinarias y que la empresa complemente el importe de la prestación por desempleo hasta un porcentaje de la retribución del 100%.

A ello se suman otras como que el periodo de suspensión no afecte a los días generados de vacaciones, y que se realice un nuevo calendario para las vacaciones afectadas, así como que se posibilite el trabajo a distancia.

Comentarios de Facebook