Toys ‘R’ Us trabaja en reforzar su plantilla de cara a la decisiva campaña de Navidad. La firma juguetera espera reincorporar al pequeño porcentaje de trabajadores que todavía mantiene en ERTE, algo menos de unos 100 empleados, a lo largo del próximo mes de noviembre. A su vez, planea realizar hasta unas 1.500 nuevas contrataciones que se repartirán entre el total de sus tiendas tanto en España como en Portugal, según explican fuentes cercanas a la compañía a MERCA2. Aunque, en última instancia, el volumen final de las nuevas incorporaciones dependerá de la situación sociosanitaria y las restricciones que plantee el Gobierno, matizan desde la compañía.

El punto de inflexión será el Black Friday. De hecho, la compañía cree que parte del grueso de las nuevas incorporaciones se realizarán en torno al 27 de noviembre y se alargará durante todo el mes de diciembre y principios de enero. Poco más de 40 días en los que Toys ‘R’ Us se juega cerca de un 50% de la facturación anual y que obliga a duplicar la plantilla. Aun así, pocas cosas están todavía atadas al detalle como otros, ya que la pandemia no ha hecho más que añadir incertidumbre sobre el sector del comercio.

“Estamos condicionados por la pandemia y a la espera de lo que decida el Gobierno”, señalan desde la compañía. A pesar de ello, Toys ‘R’ Us calcula que como mínimo necesitará contratar entre 600 y 700 personas solo en España. Aunque si la situación mejora, y las restricciones de aforo y de movilidad se suavizan durante la campaña navideña, esa cifra puede hasta duplicarse. Unos puestos que la directiva confía en cubrir con gente que ya ha trabajado para la compañía en años anteriores o más recientemente, al menos una parte importante de los mismos.

LA CAMPAÑA NAVIDEÑA: BÁLSAMO PARA EL COMERCIO Y EL EMPLEO

El objetivo número uno ahora en España, para Gobierno y empresas, es salvar a toda costa la campaña navideña. Y no se trata tanto de un tema religioso o familiar, sino de una necesidad vital económica. La última bala para la economía española. Así, España nunca había necesitado tanto de ese ciclo virtuoso que alimenta la época de festividades. De hecho, para firmas como Toys ‘R’ Us es determinante hasta el punto de que un par de días buenos en plena campaña puede suponer la facturación de hasta un mes entero de verano.

Pero ese volumen desatado de consumo no solo es bueno para la compañía (y sus trabajadores), sino también para otros muchos trabajadores que entran en el mercado laboral. Cuando las cosas están más o menos bien, económicamente hablando, esos puestos de refuerzo son muchas veces ocupados por jóvenes estudiantes que ven en ellos un sobresueldo fácil. Ahora, la situación es distinta. De hecho, la campaña de Navidad puede ser un salvavidas para un gran número de empleados no estudiantes (con mayores necesidades económicas) que han perdido su trabajo en los últimos meses.

De hecho, el número de trabajadores afectados por un ERE se multiplicó por casi 20 entre enero y agosto en comparación con el mismo periodo de 2019, hasta sumar 968.452 afectados, según datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social. Una cifra enorme que viene matizada por el uso de los llamados ERTEs, pero que no esconde una realidad y, es que, la falta de trabajo vuelve a ser un problema vital para los españoles. La campaña de Navidad debería paliar temporalmente este problema y dar oxígeno a compañías que se han sido muy castigadas durante la pandemia.

TOYS ‘R’ PLANEA INVERTIR CERCA DE 6,5 M€ PARA 2021

La campaña de Navidad es el primer paso hacia la normalidad que espera dar Toys ‘R’ Us. El siguiente debería ser el del crecimiento de sus principales cifras en 2021. Para ello, la compañía juguetera espera invertir hasta 6,5 millones de euros que le permita profundizar todavía más en la transformación en la que ha estado inmerso en los últimos años. El plan de la firma, que lleva invertidos ya unos 17 millones, pasa por dos pilares principales: un nuevo concepto de tienda y la apuesta online.

En cuanto al primero, la idea es sencilla: reconvertir sus grandes superficies de la venta a granel a la experiencia, de tal manera, que se cambia la forma de vender. Las nuevas tiendas ideadas por el equipo que lidera Paulo Sousa, consejero delegado de Toys ‘R’ Us Iberia, son espacios amplios con multitud de juguetes con los que los niños pueden pasar horas jugando. En la actualidad, ya cuenta con cerca de una veintena a las que se añadirá otra decena en 2021. “Es imprescindible que los niños sigan tocando y viendo los juguetes”, señalan desde la compañía.

La libertad de crear tiendas en las que el enfoque esté más centrado en jugar que en la venta se alcanza cuando tienes otro canal más efectivo para generar compras. Por ello, el otro pilar, la venta por internet, es tan vital como complementario. Así, tras un par de años de inversiones y no pocos problemas, Toys ‘R’ Us se denomina a si misma compañía digital con tiendas físicas. Una característica, la de la omnicanalidad (físico y online) que debería ayudar a traducir en cifras de negocio su enorme valor de marca.