La pandemia ocasionada por el virus SARS-CoV-2 ha impulsado un cambio en la economía mundial y a su vez, en las empresas. Mientras que algunas industrias se han beneficiado de la situación -como puede ser el sector de la alimentación y el gran consumo- otras se enfrentan a diversas dificultades para alcanzar sus objetivos. Aún así, independientemente del estado de cada negocio, la realidad es que todos afrontan un nuevo entorno.

Las compañías, que ya están con la mirada puesta en el futuro, necesitarán captar un talento que esté preparado para reaccionar ante estas nuevas circunstancias. Por este motivo, es imprescindible adaptar la educación y formar a los más jóvenes para que adquieran ciertas competencias. A continuación, te contamos las cualidades más demandadas por las empresas en 2021 y de las que todas las personas interesadas en conseguir un empleo o cambiar a otro mejor deberán disponer.

Resiliencia o adaptabilidad 

La resiliencia será una de las habilidades más valoradas en el mercado laboral. Las compañías necesitan incorporar personal que esté cualificado para adaptarse a un entorno turbulento. De esta forma, pretenden que sus empleados estén listos ante cualquier imprevisto, tanto en la vida real como en el mundo digital.

Afortunadamente, la resiliencia es una capacidad que puede aprenderse. Uno puede aprender a adaptarse con eficacia a las situaciones adversas si ha trabajado en desarrollar esta aptitud. Hoy en día hay muchos centros de estudios adaptados a esta nueva realidad, que instruyen a los alumnos sobre este camino. Por ejemplo, a través del Bachillerato Internacional en España, el alumno aprende en base a un aprendizaje activo o experiencial, y no pasivo. Este sistema educativo ayuda a que el estudiante aprenda equivocándose y participando, generando una capacidad de adaptación ante diferentes situaciones.

Dominio de idiomas y relaciones internacionales

Debido a la pandemia, seis de cada diez pymes han perdido un tercio de su actividad internacional en España. Asimismo, se cree que la globalización volverá a recuperarse en 2021. Cuando dicho momento llegue, se prevé que en la búsqueda de empleados el conocimiento de diferentes idiomas será clave, destacando sobre todo el inglés. Esto no solo le abrirá puertas al candidato dentro de su país, sino también de forma global.

Aún así, esta cualidad no se da por adquirida tan solo validando un título, las compañías cada vez son más conscientes de que es necesario demostrar las verdaderas capacidades. En este caso, una vez más, la mejor opción puede ser cursar el Bachillerato Internacional. Los estudiantes deberían acudir a una institución de enseñanza que de verdad ofrezca una formación multilingüe, de cara a la importancia que está adquiriendo.

La creatividad

La creatividad es un arma esencial de los candidatos en búsqueda de empleo. Ante cualquier situación, la imaginación es una aptitud muy valorada en el mercado. Sobre todo, en este momento de inestabilidad, es necesario ser creativos para reinventarse o crear nuevos productos.

Aún así, esta es una de las características de las que más carecen los candidatos españoles. La capacidad de crear también se desarrolla, al igual que el resto de habilidades. Pero lo cierto es que, en general, las escuelas o institutos del país no han implementado ningún sistema para fomentar que los jóvenes sean más imaginativos. Al contrario, en el resto de Europa, es una aptitud que se tiene muy en cuenta y la intentan desarrollar mediante diferentes procesos. Los estudiantes que opten por realizar un Bachillerato Internacional conocerán herramientas como el Design Thinking.

En definitiva, las empresas comenzarán a buscar candidatos con ciertas competencias en 2021 y para ello, es necesario que el sistema educativo se adapte a esta realidad.