Los expropietarios de la cadena Tony Roma’s en España, Claudio Elejabeitia y Alfredo Heredia, inician una nueva aventura en el sector de la restauración. En está ocasión, la apuesta de ambos -en la que falta el que fuera socio y consejero delegado también, Luis Guijarro– se inspirará en la cultura australiana y de Oceanía. Una jugada novedosa que pretende dejar atrás el cliché de comida rápida norteamericana, como ocurre con Ribs, Foster o los propios Tony Roma’s, para aprovechar el tirón en el público de nuevos estilos de comida internacionales.

La aventura comenzó el pasado mes de julio cuando el propio Heredia, que fue director general de la franquicia, inscribió la sociedad Promociones Wallaby 2020 con la ayuda de JB46 Investment Partners. La compañía se creó con la intención de convertirla en matriz y financiadora de la marca a explotar en el futuro. De hecho, su objeto social deja poco lugar a la dudas: “Actuación como sociedad holding, entendida como la inversión en proyectos de emprendimiento con necesidades de financiación para su crecimiento”. Además, se la dotó con un capital de 200.000 euros.

Un par de meses más tarde, a mediados de septiembre, ambos ejecutivos daban el siguiente paso e inscribían en el registro mercantil una nueva sociedad limitada denominada Australian Brands & Concepts. Ésta será la firma a través de la que se ejecutará el plan de inversión. De hecho, se la ha dotado ya de 130.000 euros (además, tiene por detrás la anterior) y su objeto social comprende “la explotación, gestión, comercialización y desarrollo de las actividades propias de la hostelería y la restauración (…) incluyendo restaurantes, bares, cafetería, catering”. Y, a su vez, también “la elaboración de comidas, platos preparados, comida rápida, servicio de bebidas alcohólicas”, entre otras.

ELEJABEITIA Y HEREDIA VUELVEN TRAS SU ÉXITO

Esta vez, ya sí, se muestra el nombre de ambos inversores. En concreto, Elejabeitia asume el cargo de presidente de la nueva compañía, mientras que Heredia será el consejero delegado de la misma. Unos cargos que recuerdan a los que ambos mantenían en la explotación de las franquicias Tony Roma’s. En concreto, Elejabeitia se convirtió en uno de los máximos accionistas de la firma que gestionaba 25 establecimientos que tenía en España, Dallas-Ribs, tras la salida de Rafael Alonso.

En el caso de Heredia, su ocupación siempre ha estado más enfocada a la dirección del negocio. De hecho, Heredia fue fichado a principios de 2016 como director general y trabajó mano a mano con Guijarro, que era consejero delegado, en la expansión de Tony Roma’s en España. En apenas un par de años lograron enderezar el rumbo de la franquicia y ponerlo en el disparadero. Hasta el punto, de que a mediados de 2018 el grupo de restauración Beer&Food, propiedad del fondo Abac Solutions, adquirió el 100% de la compañía Dallas Rib’s y, con ello, se hacía con el control de los establecimientos que mantenía la cadena.

El reto ahora para ambos no solo será edificar un nuevo éxito empresarial, sino hacerlo en un momento complicado para el sector y el conjunto de la economía española. Aunque una crisis también es una oportunidad, como suele decirse, por lo que quizás sea el mejor momento para edificar una nueva línea de restaurantes e ir creciendo a medida que los tiempos mejoran.