Juan Carlos I

A lo largo de su vida, el Rey Juan Carlos I se ha sometido a 15 intervenciones, la mayoría de ellas en los últimos ocho años. Y parece que la lista de operaciones no han terminado para el rey ya retirado. El próximo sábado 24 de agosto, Don Juan Carlos I será sometido a una operación de cirugía cardíaca, según ha anunciado el Palacio de la Zarzuela.

Se trata de una operación programada que ya se citó en la pasada revisión anual que tuvo en el mes de junio. La intervención se realizará en la clínica Quirón, donde el Rey Juan Carlos I ya fue operado de la cadera. Aún no se han dado más detalles de la operación a la que se someterá el próximo sábado.

¿Y las demás? ¿Cuáles han sido? Vamos a conocerlas.

LA OPERACIÓN DE APENDICITIS DEL REY JUAN CARLOS I A LOS 16 AÑOS

La primera vez que el Rey Juan Carlos I fue intervenido tenía tan solo 16 años. Se encontraba en Tánger cuando tuvieron que someterlo a una operación de apendicitis de urgencia.

Por suerte, la operación fue todo un éxito y los especialistas pudieron extirparle el apéndice a tiempo y parar la inflamación que podría haber acabado con la vida del ahora rey emérito. Esto ocurrió en el año 1954. Desde entonces, el rey ha entrado en quirófano alguna que otra vez.

LA OPERACIÓN DEL REY JUAN CARLOS I POR UN PARTIDO DE SQUASH

Juan Carlos I

El Rey Juan Carlos I, en 1981, se encontraba jugando al squash con el tenista Manolo Santana en la pista del Palacio de la Zarzuela cuando sufrió un accidente al golpearse con una puerta de cristal. Uno de los cristales le produjo un corte en el nervio radial, además de otras numerosas lesiones en el muslo, el tórax, el antebrazo, manos y en la nariz.

El Rey Juan Carlos I tuvo el brazo escayolado durante un mes después de la operación a la que fue sometido. Por suerte, el susto quedó ahí y no le quedaron secuelas tras la operación.

LA EXTIRPACIÓN DE UNA FIBROSIS

El 19 de julio de 1985, el Rey Don Juan Carlos I fue operado en una clínica de Barcelona para extirparle una fibrosis que se le había formado tras un accidente sufrido hacía más de dos años en la pista de esquí de la estación suiza de Gstaad, donde se fisuró la pelvis en una caída.

Este percance le provocó una fisura en la pelvis obligándole a llevar bastones y un corsé pélvico durante un tiempo. Por suerte, con el paso de los meses, el Rey pudo volver a la normalidad.

LESIÓN EN LA RODILLA

REY

En el año 1991, casi entrando en el 1992, ya que ocurrió un 30 de diciembre, el Rey Juan Carlos I fue intervenido para reducirle una fractura por hundimiento de la meseta tibial externa tras una lesión en la rodilla derecha, ocurrida cuando esquiaba en Baqueira Beret.

En la operación, los especialistas le tuvieron que tratar la fractura del platillo tibial derecho, una lesión que, a la larga, le ha pasado factura al rey ya retirado y por la que ha tenido que ser intervenido en otras ocasiones.

OPERACIÓN DE VARICES DEL REY JUAN CARLOS I

rey Juan Carlos

Las operaciones de varices no suelen tener mucha complicación, de ahí a que esta operación del Rey Juan Carlos en el año 2001 haya pasado desapercibida. No obstante, aunque solo pasó una noche en la clínica, fue intervenido igualmente y forma parte de su historial médico.

Como hemos adelantado, en 2001, el rey se somete a una cirugía para eliminar unas varices en la pierna derecha, operación practicada en la clínica Sant Josep de Barcelona, donde permanece tan solo un día en observación. Luego pudo volver a casa.

LA EXTIRPACIÓN DE UN NÓDULO EN EL PULMÓN

Rey Juan Carlos

Don Juan Carlos I, el rey de las operaciones, fue intervenido el día 8 de mayo de 2010 en el Hospital Clinic de Barcelona por el doctor Laureano Molins para la extirpación y estudio de un nódulo en el pulmón derecho, cuyo estudio permite descartar la existencia de células malignas.

El día 30 de septiembre, la Casa del Rey anuncia que se encuentra totalmente recuperado y no requiere posteriores revisiones. El nódulo en el pulmón fue detectado a finales de abril de ese mismo año tras una revisión rutinaria.

LA PRÓTESIS EN LA RODILLA DERECHA

La rodilla derecha le ha dado mucha guerra al Rey Juan Carlos, y ya no solo por las lesiones, sino por la artrosis que el rey ya retirado sufría en la zona. Es precisamente por eso, por el desgaste, por lo que tuvieron que añadirle una prótesis en la rodilla derecha.

El traumatólogo Ángel Villamor fue el encargado de implantarle dicha prótesis en la rodilla derecha en el Hospital San José de Madrid, bajo anestesia epidural. El hecho de llevar una prótesis en la rodilla hizo que el rey redujera considerablemente sus movimientos y que tuviese que ir acompañado, en ocasiones, de un bastón.

UNA PRÓTESIS EN LA CADERA

Poco después de la implantación de la prótesis en la rodilla derecha debido a la artrosis, Juan Carlos I tuvo que volver al mismo hospital, pero esta vez no fue por la rodilla, sino por la cadera.

El doctor Villamor le tuvo que implantar una prótesis en la cadera derecha, afectada también por la artrosis y fracturada en tres fragmentos como consecuencia de una caída durante su polémico viaje privado a Botsuana. El viaje que arruinó su imagen y que consiguió que dejara la corona.

IMPLANTACIÓN DE OTRA PRÓTESIS DE CADERA

Juan Carlos

En el año 2012, solo un año después de su primera prótesis de cadera, Don Juan Carlos I de Borbón es intervenido por Villamor en el Hospital San José para implantarle una prótesis en la cadera izquierda, desgastada por la artrosis.

El 27 de febrero de 2013 es atendido en el mismo hospital para solucionar una luxación en esa misma cadera y es que desde su caída, Juan Carlos I no volvió a ser el mismo, especialmente por tener una movilidad bastante reducida.

OPERACIÓN POR HERNIA DISCAL

Juan Carlos

El traumatólogo Manuel de la Torre le extirpó al Rey Juan Carlos I dos segmentos herniados de disco en la zona lumbo-sacra de la columna vertebral en la clínica madrileña La Milagrosa, bajo anestesia general.

Don Juan Carlos abandonó el hospital el 9 de marzo para continuar la rehabilitación en la Zarzuela con total tranquilidad, que era lo que Don Juan Carlos necesitaba en esos momentos. Eso sí, pasó una semana completa ingresado en el hospital hasta que comprobaron que podía irse a casa.

UNA NUEVA PRÓTESIS DE CADERA

Juan Carlos

Un equipo médico dirigido por el cirujano Miguel Cabanela, procedente de la Clínica Mayo de Minnesota, operaron en el Hospital Universitario Quirón al Rey Juan Carlos I para sustituirle por una prótesis provisional la que llevaba desde hacía menos de un año en la cadera izquierda por problemas de infección.

La implantación de una nueva prótesis pretendía dar por finalizada dicha infección. Unos meses después, el mismo cirujano le implantó una prótesis definitiva en la cadera izquierda y completó así el procedimiento quirúrgico iniciado por una infección.