dominio tiendas online

Internet ha revolucionado diferentes ámbitos de la vida cotidiana. Hoy en día, los usuarios pueden estar conectados en todo momento y en cualquier lugar a través de dispositivos móviles. Esta tendencia en el uso de la red de redes ha provocado importantes cambios en los hábitos de consumo de los españoles. Comprar por Internet se ha convertido en una acción cotidiana en la actualidad, ya que las ventajas que ofrece la red de redes son infinitas. Poder comprar desde casa a cualquier hora del día, evitar desplazamientos y aglomeraciones, rapidez y sencillez en el proceso de compra, y los gastos de envío gratuitos son algunos de los principales factores que han disparado las compras en el ámbito digital en los últimos años. De esta forma, el comercio electrónico o ecommerce se ha establecido como un canal de enorme relevancia para la venta de productos y servicios.

A raíz de estos cambios en los hábitos de consumo, los comerciantes han tenido que reinventarse y adaptar su modelo empresarial a las nuevas necesidades del mercado. Los negocios deben estar en Internet, ya que los consumidores pasan cada vez más tiempo en el ámbito digital. La famosa frase de Bill Gates, cofundador de Microsoft, “si tu negocio no está en Internet, tu negocio no existe” está más presente que nunca en la sociedad actual. Sin embargo, abrirse camino en el comercio electrónico no es una tarea sencilla, especialmente por la enorme proliferación de tiendas online en los últimos años. Esto obliga a los empresarios y emprendedores a pensar en el posicionamiento web durante el proceso de creación de la tienda online, y eso empieza con la elección del tipo de dominio.

La elección del dominio web es una de las decisiones más importantes a la hora de crear una tienda online. El dominio es el equivalente a una dirección física, siendo un nombre único que identifica al negocio en Internet. Este se forma a partir de dos elementos: el nombre de dominio y la extensión del dominio. De esta forma, cuando los consumidores buscan ese nombre en su navegador podrán acceder a la tienda online, consultar el catálogo y realizar la compra de los productos. El nombre web es exclusivo de cada persona que lo registra, de forma que no pueden existir dos nombres iguales en Internet. El dominio se asocia a la marca, siendo un elemento fundamental para que el consumidor recuerde el nombre del negocio. Además, también influye en el posicionamiento web. A continuación, comentamos los diferentes tipos de dominio para tiendas online.

Dominio de marca

Hoy en día, los empresarios y emprendedores pueden registrar un dominio web con la extensión que deseen de una forma fácil y sencilla, sin necesidad de tener conocimientos técnicos. La marca suele ser la elección más habitual de un dominio de tienda online, ya que se utiliza el nombre de la empresa o tienda como dominio. Aunque a corto plazo es más difícil de posicionar, el dominio de marca ofrece una mayor autoridad y otorga una mejor imagen de cara al consumidor. Esta opción es especialmente interesante para aquellas tiendas online que quieran construir una marca fuerte y reconocida en Internet. De esta forma, registra el dominio en Webempresa para iniciar tu andadura en el comercio electrónico.

Dominio de palabras clave

Los dominios de palabras clave se componen de términos esenciales que permiten a los consumidores deducir de forma rápida a lo que se dedica la tienda online. Este tipo de dominios ayudan a los empresarios y emprendedores a posicionar su tienda online mucho más rápido en buscadores como Google, ya que tienden a posicionar mejor los dominios de palabras clave que otros, de forma que permiten generar ingresos más pronto. Sin embargo, el dominio de marca siempre dará una mejor imagen de cara al consumidor. El principal problema del dominio de palabras claves es que hay muchos dominios que ya están registrados, como se puede comprobar en sitios como Whois domain, que recoge los datos de contacto públicos de cualquier dominio ya registrado.

Dominio para tienda online internacional

Los gTLD o dominios de primer nivel genéricos (Generic Top Level Domain) son dominios de carácter o uso general a nivel mundial. Las extensiones más habituales suelen ser las .com (dominio de nivel superior más popular del mundo), .org, o .net. Este tipo de dominios son reconocidos a nivel mundial, de forma que cualquiera sirve para vender en todos los países del mundo.

Dominio para tienda online nacional

Los ccTLD o dominios de primer nivel en código de país o territoriales (Country Code Top Level Domain) son dominios asociados a países o regiones concretas. Por ejemplo, la extensión .es se utiliza para identificar páginas web en el ámbito territorial español. Este tipo de dominio es aconsejable para todas aquellas tiendas online cuyo público objetivo se encuentre en España, ya que facilita la localización del negocio y aumenta las ventas al coincidir el país del vendedor con el país del consumidor.