Tinsa Digital
Jorge Valero, director de Tinsa Digital.

Gran comienzo de la herramienta de Tinsa para democratizar el acceso al big data en el sector inmobiliario. En tan solo dos meses de vida, Radar ha conseguido captar cerca de 6.500 usuarios. Con estas cifras, el objetivo de conseguir 50.000 en el primero año queda incluso algo corto. “La clave de todo esto es que el particular puede conocer de forma gratuita y en tan solo 10 segundos cuánto vale su vivienda”, explica a MERCA2 Jorge Valero, director de Tinsa Digital.

Para entender lo que es Radar primero hay que contextualizar la herramienta. Este nuevo modelo de negocio de Tinsa Digital es un servicio 100% online, que no requiere integraciones tecnológicas de ningún tipo. En este sentido, cabe destacar que Radar nace no sólo para profesionales, sino también para particulares. Una solución para que cualquier persona pueda conocer la realidad del mercado inmobiliario con tan sólo un click, sin realizar ningún desembolso y con el respaldo de los datos de un gran agente del sector como Tinsa.

De momento, el servicio se puede utilizar a través de su página web, aunque Tinsa Digital estudia ya otras alternativas. “Primero queremos consolidar todo lo que podemos ofrecer a nuestros usuarios, pero la idea es crear una app para la herramienta”, explica Valero. De todos modos, lo cierto es que el funcionamiento de Radar es muy sencillo. Tan sólo hace falta un registro a través de un email para poder bucear acceder a ella. Una vez logeado, el usuario tiene la posibilidad de conocer la tasación de un activo a través del registro catastral o de un callejero que te redirige al propio catastro.

“Ofrecemos una ventaja a nuestros usuarios que es haber podido unificar los catastros de toda España”, afirma Valero. Después de este paso sólo queda completar un breve cuestionario sobre aspectos del inmueble que se pretende tasar: metros cuadrados, habitaciones, existencia de ascensores… “Hay elementos que pueden cambiar mucho el valor de una activo”, puntualiza el director general de Tinsa.

Tinsa

Tinsa conquista Portugal tras comprar Price Value Worth

La tasadora está de enhorabuena y termina el mes de febrero como líder del mercado luso. Tinsa ha alcanzado un acuerdo para fusionar su negocio en...

Es importante destacar que la información obtenida de Radar no es válida para presentar en ninguna entidad bancaria para solicitar ningún tipo de financiación. Un extra de Radar, pero no el único, porque la herramienta contiene alguna que otra sorpresa más. “En la información también realizamos un estudio de cómo se va a comportar el precio de la vivienda de aquí a doce meses en la zona consultada”, explica Valero.

Ahora, los esfuerzos de Radar se centran en ofrecer más y mejores soluciones al sector profesional. “Pretendemos instaurar un nuevo modelo como el de Netflix o Amazon. Es decir que el cliente decida y pague sólo hasta donde él quiera”, afirma el director de Tinsa Digital. Para estos profesionales, la tasadora ha implementado una serie de tarifas mensuales en función de los activos que el usuario quiera tasar. El precio más barato es de 49 euros y ofrece una cobertura de hasta diez inmuebles. Un servicio sin condiciones porque además no tiene permanencia y facilita un mes de prueba totalmente gratuito. “Además, a estos profesionales les ofrecemos los datos de oferta del mercado”, añade Valero a MERCA2.

En este escenario, Radar se erige como una herramienta muy útil para inmobiliarias que capten cinco, seis o siete inmuebles y que por menos de 50 euros al mes consigue mucha información para asesorar a sus clientes.

TINSA DIGITAL CREE EN LA ESTABILIZACIÓN

Digital o sin digitalizar, la realidad es que el sector inmobiliario tiene un futuro incierto. Hay expertos que hablan de una caída estrepitosa de los precios y otros que abogan por una estabilización. Valero tiene una visión que se acerca más a la segunda corriente que a la primera. “Las corrientes que ligan el presente de la industria del automóvil y el futuro del inmobiliario creo que no andan muy acertadas. En el sector automovilístico se ha producido un cambio de tendencias con la aparición del carsharing y otras alternativas de movilidad que han mermado el sector. Estos son condicionantes de consumo que nada tienen que ver con el ladrillo”, explica el director de Tinsa Digital.

Valero reconoce que las previsiones macroeconómicas no son favorables, pero cree que el sector inmobiliario entrará “en un contexto de estabilización y en algunos puntos calientes se podrán observar ligeras bajadas o ajustes”.