La curva de la pandemia del coronavirus aún no se ha doblegado, y el Gobierno ha anunciado hace escasas horas que amplía dos semanas más el confinamiento de gran parte de la población, para evitar una mayor propagación. Pues bien, es importante que aquellas personas que cuenten con alguna patología previa, como es la diabetes, se mantengan lo más saludables posible durante este tiempo.

En el caso de los diabéticos, algunos estudios defienden que las personas con diabetes tienen un mayor riesgo de contagio del Covid-19, pero la razón puede ser un error. Si alguien tiene diabetes tipo 1, ¿se considera inmunocomprometido? ¿Qué hay de las personas con diabetes tipo 2?

Si bien la diabetes tipo 1 es una enfermedad autoinmune y, aunque algunos estudios sugieren que la diabetes tipo 2 también puede ser una enfermedad autoinmune, ambas afecciones, en este momento, no parecen dañar el sistema inmunitario, siempre que se tomen las medidas adecuadas para manejar los síntomas.

Esto se puede lograr, por ejemplo, a través de la dieta, el ejercicio físico y el control de la glucosa en sangre (niveles de azúcar). “Si bien la investigación actual respalda el hecho de que las personas con diabetes tipo 1 y tipo 2 son más propensas a las infecciones bacterianas y virales, todavía estamos esperando una mejor comprensión de la fisiología exacta para crear una solución mejor”, asegura el experto en diabetes Maryann Walsh.

“Lo que sí sabemos es que hay una respuesta inflamatoria que ocurre como resultado de que el sistema inmunitario responde a los niveles altos de glucosa en sangre”. De hecho, si los niveles de azúcar en la sangre aumentan demasiado, las células vivas del cuerpo pueden dañarse, lo que hace que el cuerpo libere una señal al sistema inmunitario, que le permite saber que algo está mal”.

Según una revisión actual de la diabetes, cuando alguien con diabetes experimenta hiperglucemia (niveles de azúcar en la sangre demasiado altos) se cree que afecta la respuesta inmune del cuerpo, “lo que impide que pueda controlar adecuadamente la propagación de la invasión de patógenos, como bacterias o virus, que pueden causar enfermedades “, dice Walsh.

Pero insiste en que tener diabetes no convierte a una persona en inmunocomprometido automáticamente. Pero, si la afección no se maneja correctamente, pueden surgir otras complicaciones que podrían representar una amenaza para el sistema inmunitario.

“Una persona con diabetes tipo 1, con niveles controlados y estables, no tiene ningún riesgo mayor en comparación con alguien sin alguna patología. Es cuando los niveles de glucosa en sangre no están bien controlados cuando existe la preocupación de que se convierte en más susceptible”, afirma Walsh.

5 COSAS A TENER EN CUENTA

Para evitar que los diabéticos tengan un alto riesgo de contraer alguna enfermedad en estos meses, un grupo de expertos han elaborado una lista de cinco consejos que los diabéticos deben tener en cuenta durante la pandemia.

El primero de ellos es controlar regularmente los niveles de glucosa en sangre. Los expertos insisten en utilizar un sistema de monitoreo continuo para vigilar los niveles de azúcar en la sangre, o bien realizar controles frecuentes con un medidor de glucosa en sangre. “Los niveles constantes de glucosa en la sangre pueden disminuir la capacidad de respuesta del sistema inmunitario”, advierten.

La segunda medida a tener en cuenta es que almacenen en casa insulina para tres meses de tratamiento. Los expertos recomiendan que las personas con diabetes tipo 1 se aseguren de mantener un suministro de 30 a 90 días de insulina y medicamentos, así como alimentos y bebidas para corregir los niveles bajos de glucosa en sangre.

Por su parte, el tercer punto advierte del peligro que conlleva comer en exceso, ya que daña el sistema inmunológico. Los expertos afirman que “los niveles elevados de glucosa en la sangre pueden afectar a la capacidad del sistema inmune para proteger eficazmente al cuerpo de los patógenos, por lo que tomar precauciones adicionales para controlar el azúcar en la sangre es muy importante en este momento”.

Otro hábito que no pueden abandonar las personas que padecen diabetes es realizar ejercicio físico a diario. Los expertos aseguran que dos de cada tres diabéticos también padecen de presión arterial alta, por lo que la actividad física puede ayudar a reducir el estrés y mantener el nivel de glucosa en sangre y de presión arterial en el objetivo.

Por último, el quinto consejo, pero no menos importante, es llenar la nevera de alimentos saludables. Los expertos advierten del peligro de comer en exceso y de no hacer ejercicio, pero también hay que mantener una dieta sana y equilibrada con el objetivo de mantener los niveles de glucosa en niveles aceptables y ser menos propensos a un posible contagio del Covid-19.

Para ello, aconsejan realizar una dieta variada con frutas y verduras, pero también añadir en estos días a nuestra cesta de la compra almendras. Según algunos estudios, este fruto seco puede reducir los niveles de glucosa en la sangre después del consumo, lo que ayuda a calmar esa sensación de hambre continua.

 

Comentarios de Facebook