Además de Thermomix, hay varios robots de cocina más baratos, como el del Lidl, que te pueden interesar comprar. Ellos lo hacen (casi) todo y tú solo tienes que programarlos y esperar para que te hagan la comida o la cena.

Los robots de cocina cada vez vienen mejor preparados, con más funciones e incorporan recetario, conexión a wifi y pantalla táctil para hacer todavía más fácil lo de cocinar.

Cuecen, amasan, asan, trituran, descongelan, calientan y mucho más para dejar la comida en su punto, lista para comer. Tanto Thermomix como otros robots de cocina permiten hacer recetas de manera sencilla con las que si no, seguro que no te atreverías.

¿Cuándo comprar un robot de cocina?

Cuándo comprar un robot de cocina

Si te gusta comer cocina casera, y no tienes mucho tiempo ni muchos conocimientos de cocina, puede ser la compra ideal para comer mejor.

Estos robots permiten funciones tan útiles como hacerte la lista de la compra según los ingredientes de las recetas que quieras cocinar. Otra opción muy útil es la de programar la hora de cocina, para que cuando lleguemos de trabajar esté la comida recién hecha y caliente.

Pero no son solo adecuados para los que no saben cocinar. Los cocinillas también pueden sacar mucho partido a la Thermomix y robots similares, probando a hacer nuevas recetas o haciendo las de siempre de manera más fácil, rápido y manchando menos cacharros.