emisión deuda Tesoro España

El Tesoro Público regresará esta semana a los mercados con una nueva emisión el jueves en la que ofrecerá deuda a largo plazo y con la que espera avanzar en la consecución de su programa para este ejercicio, tras aumentar su previsión de emisión bruta y neta como consecuencia de las mayores necesidades de financiación por la crisis del Covid-19.

El organismo volverá a testar a los mercados por primera vez después del anuncio de la propuesta de la Comisión Europea de un fondo de reconstrucción de 750.000 millones y tras el anuncio del propio de Tesoro de elevar en 97.500 millones la emisión neta y en más de 100.000 millones la emisión bruta por el Covid-19.

En concreto, el Tesoro ofrecerá el jueves seis bonos a 3 años, con cupón del 0%; bonos a 5 años indexados a la inflación, con cupón del 0,15%; bonos a 5 años, con cupón del 0%; obligaciones a 10 años, con cupón del 0,5% y obligaciones a 15 años, con cupón del 1,85%.

Para determinar la evolución del coste de financiación, la referencia en los bonos a 3 años es el tipo de interés marginal del 0,282 registrado en la subasta del pasado 16 de abril; en los bonos a 5 años indexados a la inflación es el marginal del -1,046% marcado en la puja del pasado 7 de noviembre de 2019 y en los bonos a 5 años no indexados el tipo referente es el 0,070% de la subasta celebrada el pasado 21 de mayo.

En el caso de las obligaciones, la referencia a 10 años es el tipo de interés marginal del 0,720% registrado en la subasta del pasado 2 de abril, mientras que en las obligaciones a 15 años es un tipo del 1,202%, conforme a la última puja de este papel del 16 de abril.

Con la emisión de este jueves, el Tesoro da inicio al calendario de subastas del mes de junio, que contempla dos emisiones de letras, a 6 y 12 meses el día 9 y a 3 y 9 meses el día 16, y otra de deuda a largo plazo el próximo día 18.

AUMENTA LA EMISIÓN EN 100.000 MILLONES

El pasado día 21 el Tesoro Público anunció una modificación de su programa de financiación para este año que prevé elevar la emisión neta en 97.500 millones de euros, hasta un total de 130.000 millones, e incrementar en algo más de 100.000 millones le emisión bruta, hasta alcanzar los 297.000 millones de euros, como consecuencia del la mayor necesidad de financiación por el aumento de la deuda pública para hacer frente a los mayores gastos derivados del Covid-19.

No obstante, a esta previsión de emisión neta se podrían descontar en torno a 15.000 millones que podría recibir España del sistema de reaseguro de empleo (SURE), así como la parte que perciba del fondo de reconstrucción europeo.

En detalle, estima una necesidad de financiación bruta para 2020 de 297.657 millones de euros, de los que 185.969 millones se prevé financiar mediante bonos y obligaciones y 111.688 a través de letras del Tesoro.

Desde el inicio de la crisis el Tesoro ha acelerado sus emisiones, de manera que ya ha financiado 143.491 millones de euros en el mercado, el 48,6% del nuevo objetivo establecido para 2020, de los cuales 101.738 millones han sido a medio y largo plazo (54,9% del objetivo) y 41.753 millones de euros han sido en letras (37,9% del objetivo).

A pesar del incremento en las necesidades de financiación y de la volatilidad financiera global, el coste medio de las nuevas emisiones en lo que va de año es del 0,31%, mientras que el coste medio de la deuda en circulación sigue bajando y se sitúa en el mínimo histórico del 2,02%. En paralelo, ha aumentado la vida media de la cartera de deuda del Estado a niveles máximos, hasta 7,74 años. El Gobierno estima que la ratio de carga financiera ronde el 2% este año.

Comentarios de Facebook