Poco dura la alegría en la casa del pobre. Aunque en este caso Tesla, la firma de automóviles de Elon Musk, tenga el dinero por castigo. Sin embargo, en España la marca no acaba de despegar. Todo el mundo habla de ella, todo el mundo quiere ver un Tesla por dentro, pero poca gente quiere -y puede- comprarse uno de sus modelos. Así que, tal y como era esperaba, en enero ha matriculado 2 unidades en nuestro país, una caída del 33% respecto a hace un año, según los datos de ANFAC (la patronal de fabricantes).

Y decimos que poco dura la alegría en casa del pobre, porque diciembre fue un mes espectacular para Tesla. La alianza con Uber le permitió matricular en diciembre 23 unidades. Gracias a ella los vehículos de alta gama de la firma americana se ven ya por las calles de Madrid. Un servicio que está destinado -fundamentalmente- a empresas. La intención es lograr que los usuarios paguen un extra por el servicio habitual de la compañía.

Nissan Leaf, líder de la (pequeña) manada eléctrica en España

Por ahora hay cerca de una veintena de unidades por las calles, que fueron adquiridas en diciembre. Sin embargo, no se descarta que en las próximas semanas pueda ampliarse el número de vehículos que están en servicio y, por tanto, que las matriculaciones de Tesla se vuelvan a incrementar en nuestro país. Sin embargo, y como queda patente, no es fácil que los Tesla tengan salida en el mercado habitual de venta de vehículos, según los datos.

Las dos unidades matriculadas en enero pertenecen al Model X. Un vehículo valorado en algo más de 74.800 euros -según su página web- y que tiene una potencia de hasta 470 caballos y cinco puertas.

A los fabricantes les preocupa la evolución de las matriculaciones en particulares tras la desaparición del Plan PIVE

Llama también la atención el desplome del Citroen C-Zero, la unidad eléctrica del fabricante francés. Es el vehículo empleado por Emove, la última plataforma de vehículos eléctricos que empezó a funcionar a finales del año pasado en Madrid. De hecho, gracias a ella este modelo matriculó 496 unidades. Que vienen a ser las mismas que tiene Emove en las calles de la capital.

Los datos de Tesla y del C-Zero demuestran la importancia que tienen los modelos de flotas para la venta de vehículos. De hecho, las matriculaciones del canal de empresa son las que más crecen, un 13,6% hasta las 26.248 unidades; mientras que las empresas de alquiler matricularon en enero 13.084 unidades -un alza del 12,3%-.

Calzoncillos ‘anti wifi’ y un rival para Tesla

Flojea el canal de particulares. Tan sólo 45.183 registros, una subida del 8,7%. En total, 84.515 coches matriculados en el mes de enero. Un 10,7% más que el año pasado. Sin embargo, desde ANFAC detectan un retroceso en el canal de venta a los particulares. Algo que preocupa -y mucho- a la Asociación pues consideran que las cosas se pueden torcer en los próximos meses por culpa de la desaparición del Plan Pive. Así que aseguran que estarán “vigilantes” ante lo que pudiera ocurrir.

Comentarios de Facebook