Meetup Endesa

El segundo encuentro #QueNoNosFalteLaEnergía organizado por Endesa ha sacado a relucir las principales claves para el desarrollo personal y profesional. La opinión y la experiencia de tres expertos en el ámbito humano y de las relaciones laborales han sacado a relucir una realidad que afecta a gran parte de los trabajadores en nuestro país. 

La crisis ha obligado a trabajadores y empresas a adaptarse al teletrabajo. Esta modalidad está muy extendida ciertas zonas del norte de Europa; mientras que España solo alcanzaba un 7% de teletrabajadores, según un informe elaborado por el Banco de España. Actualmente, esta cifra inferior al 10% llega hasta el 30%. 

En cuanto al teletrabajo, los expertos que han participado en el segundo meetup de Endesa lo tienen claro. Ha llegado para quedarse, o al menos, para favorecer variaciones en la cultura empresarial. 

Para Alfonso Alcántara, fundador de Yoriento, el teletrabajo es un reflejo del trabajo. Mientras que para Carolina Bautista, responsable de Personas y Organización en Endesa, el confinamiento no ha enseñado que el teletrabajo no es algo que queremos para nuestro día a día. Otra de las expertas, Alicia Pomares, directora de Humannova, el teletrabajo nos ha hecho conscientes de la necesidad de una rutina, pero sobre todo de la necesidad del contacto humano. 

LA IMPORTANCIA DE LA DESCONEXIÓN DIGITAL 

Si algo tiene el teletrabajo es que nos mantiene constantemente en un entorno digital. Del mismo modo que la jornada laboral termina al salir del lugar de trabajo, la desconexión digital es necesaria para poner fin a la jornada de teletrabajo. Los expertos que han participado en el meetup de Endesa insisten en la necesidad de establecer rutinas para no terminar “odiando” el teletrabajo.

Carolina Bautista ha confesado que los cambios de ropa y mindfulness son dos de sus trucos para hacer más llevadera esta situación. El ejercicio físico en el exterior y un horario personalizado, que puede ser nocturno, son los dos pilares del teletrabajo de la directora de Hummanova, Alicia Pomares.

La percepción de Alfonso Alcántara es algo diferente. Para este motivador de equipos la desconexión digital también es obligatoria, pero establece tres elementos clave para que trabajar desde casa no resulte pesado. La asertividad -saber decir no cuando haya terminado la jornada-, la productividad -separa lo profesional de lo personal-, y el estilo de vida. La clave reside en buscar el equilibrio entre los tres factores.

Comentarios de Facebook