Orange, Movistar, Vodafone sin límite

Estamos confinados en casa, la mayoría teletrabajando, pero también se dispone de mucho más tiempo libre. Los WhatsApp y vídeos invaden nuestros teléfonos móviles estos días, también le damos más uso a las redes sociales, y sobre todo a las plataformas de contenido a la carta como Netflix, HBO o el recién estrenado Disney+. Necesitamos entonces la mejor conexión de Internet para casa y a ser posible que no sea muy cara.

Actualmente, MásMóvil lidera el ranking de tarifas de fibra óptica más baratas, 100 Mb con una cuota mensual de 29,99 euros. La tarifa incluye una línea fija con llamadas ilimitadas a teléfonos fijos y 60 minutos a móviles. No hay que pagar ningún extra por la instalación o el router, ni se está ligado a permanencia.

Con Movistar se pueden contratar 100 o 600 Mb simétricos. El que se decida por 100 Mb, puede hacerlo desde 32,3 euros al mes durante el primer año, que incluye gratis una línea fija con llamadas ilimitadas a fijos y 550 minutos para hablar con móviles. Pero cumplidos los 12 meses la cuota te subirá tres euros más. Concretamente, a 69,4 euros.

Si la conexión va lenta, por 44,3 euros durante la promoción, y 74,4 euros después, puedes subir a 600 Mb. Sin embargo, las mejores tarifas de Movistar son las tarifas Fusión. Estos paquetes integran todos los servicios del operador: banda ancha fija, telefonía fija y móvil, y televisión de pago. Se dividen en cinco planes: Fusión 0, Fusión Base, Fusión Selección, Fusión Total y Fusión Total Plus. A todas estas tarifas les ha afectado la reciente subida de precios de Movistar, efectiva desde el 5 de marzo. Este incremento oscila entre los tres y cuatro euros (dependiendo de cada plan).

¿QUÉ OFRECE ORANGE?

La oferta de 100 Mb simétricos de Orange también es una de las más baratas. Siempre que se disponga de cobertura se puede contratar esta tecnología con las mismas condiciones que el ADSL: el primer año cuesta 30,95 euros y, después, el coste sube a 44,1 euros.

Si prefieres subir a 600 Mb, la velocidad máxima que ofrece el operador, el coste será de 45,1 euros, pero pasados 12 meses subirá a 56,1 euros. La ventaja es que, como la permanencia de todas las tarifas de Internet de Orange es de un año, después del aumento de precio podrás cambiar de compañía sin penalizaciones.

También Orange ofrece paquetes combinados de Internet y móvil y se comercializan como tarifas “Love”. Estas son personalizables con el fin de que el usuario no se cargue de servicios que no necesita realmente. Para comprender cómo funcionan, lo primero que hay que saber es que, además de Internet y móvil, todas las tarifas Love de Orange cuentan con una línea de teléfono fijo. Por otro lado, con las Love, como ocurre con los planes de solo ADSL y fibra, tienes que aceptar un compromiso de permanencia de un año que abarcará a todos los servicios del pack.

¿Y VODAFONE?

Siempre que la red de fibra óptica de Vodafone llegue a tu casa, podrás contratarla por el mismo precio que te cuesta instalar su ADSL. Además, esta tecnología te permite ampliar el ancho de banda a 100 Mb simétricos, y el coste se mantendrá en 30,99 euros durante los primeros dos años. Pasados los 24 meses años, la cuota subirá 9 euros al mes.

Para los que necesiten más velocidad, pueden subir a 600 Mb por una cuota de 42,99 euros con promoción y 51,99 euros sin ella. La compañía también comercializa el mayor ancho de banda para hogares que venden las telecos: 1 Gbps, en este caso con una cuota de 55,99 euros durante los dos años de descuento y de 64,99 a partir de que este se acabe.

Con cualquiera de estas tarifas, se dispone de una línea fija con llamadas ilimitadas sin ningún coste extra, pero también el inconveniente de que hay que comprometerte a mantener el contrato durante dos años.

Comentarios de Facebook