Telefónica sabe un montón de cosas sobre sus clientes. Sabe dónde están, gracias a la triangulación de sus antenas móviles. Sabe si son buenos pagadores. Sabe a quiénes llaman y desde dónde. Sabe qué series, programas y películas están viendo en sus servicos de vídeo. No sabe qué hacen en Facebook o qué vídeos porno miran fuera de Movistar+, pero sabe si han estado en Facebook o si han entrado en una web de vídeos porno porque ha enrutado el tráfico.

Pero Telefónica cree que esos datos son tuyos. En serio, la operadora está muy convencida de que te pertenecen y que pueden ser usados para lo que tú quieras. Sabe que esos datos son valiosos y quiere que sus clientes saquen partido de ellos a través de la posibilidad de hacérselos llegar a terceras partes para que hagan cosas con ellos.

Es complicado, lo sé, pero para eso están los ejemplos.

Uno de ellos es el acuerdo anunciado con Facebook durante el Mobile World Congress de Barcelona para que los abonados puedan darse de alta en una función de ‘security check’ avanzado. Recordemos qué es eso: Es la función de la red social para que la gente pueda avisar a su familia de que está bien en caso de catástrofe. Si Facebook tiene además acceso a los datos de Telefónica puede saber con total precisión si el teléfono de un cliente de la operadora está en la zona de un atentado y avisar de forma automática a las familias.

Otro ejemplo es el acuerdo anunciado con Unicef: Los usuarios tendrán posibilidad de compartir datos con la agencia de Naciones Unidas para que ésta pueda mejorar la calidad de sus modelos predictivos, mejorando la respuesta a la infancia en casos de desastres naturales o catástrofes.

Aura, una inteligencia con su propia app e integrada con Amazon Eco

El problema era cómo hacer de esos datos, la llamada ‘cuarta plataforma’, algo con lo que los usuarios puedan interactuar.  Para ello la compañía ha desarrollado un sistema de inteligencia cognitiva llamado ‘Aura‘ que convierte la avalancha de información ininteligible que procede de los elementos de red en datos relevantes.

“Somos pioneros en este modelo de relación, nunca antes los usuarios de servicios de telecomunicaciones han podido hablar con las redes en tiempo real”, explicó el presidente de la operadora, José María Álvarez Pallete, sin corbata. Decimos sin corbata no sólo porque no es habitual en él, sino porque supuso quizá la presentación más de Internet de la compañía en su centenaria historia.

Aura contará desde sus inicios, de aquí a unos meses, con una aplicación y con integración con Amazon Echo. Los abonados podrán resolver dudas sobre sus productos y servicios, abrir y dar seguimiento a incidencias, gestionar y bloquear acceso de dispositivos al router wifi, pedir información sobre un contenido de vídeo y programar su grabación o ser notificado cuando el consumo de datos sea superior al habitual.

El espacio personal de datos

Cada usuario tendrá un espacio personal de datos , la memoria donde se almacenará el rastro digital que dejan los clientes al utilizar productos y servicios de la compañía, y analizarlos a lo largo del tiempo.

Y lo más interesante es que, al ser una plataforma abierta, otras empresas podrán acceder a sus datos si el cliente así lo acuerda directamente con ellas.

Imaginemos que una aseguradora quiere datos sobre lo buen pagador que has sido con la operadora para comprobar si eres un buen cliente. Si lo eres y quieres hacerlo, puedes compartir con ellos información sobre cuánto pagas y si lo haces con facilidad. No está claro cómo lo monetizará la operadora.

Chema Alonso, jefe de datos de Telefónica, dejó claro que Aura no es un asistente, es el cerebro de la red al que podrán conectarse otros asistentes digitales.

Es cierto que resulta muy interesante la opción de tener contenidos abiertos a otras plataformas, pero la idea de pedir a la red que te informe sobre tus productos y servicios de forma sencilla y mediante lenguaje natural es muy potente. Pedirle a tu wifi que cancele el móvil de tu cuñado, pedirle que te diga cuándo hay un partido de fútbol o te recomiende una serie, etc. es muy práctico en el corto plazo para los clientes de la operadora.

Las propuestas de datos estarán en el área ‘Discover’ (‘Descubre’) del espacio personal, que será donde empresas y organizaciones lancen sus ‘anzuelos’ a los clientes para ver si están interesados en compartir sus datos con ellos y donde se decida a cambio de qué exactamente.

Comentarios