telefónica

Telefónica ha logrado un beneficio neto atribuible de 1.787 millones de euros en los primeros seis meses del año, lo que supone un 2,8% más que en el mismo periodo del año anterior, según ha informado la compañía.

Los ingresos de la multinacional española en los seis primeros meses del año han alcanzado 24.121 millones de euros, lo que representa un 0,9% menos en términos reportados, pero un 3,8% más en términos orgánicos, en comparación con el primer semestre del ejercicio anterior.

Por su parte, el beneficio bruto antes de amortizaciones (Oibda) se ha situado en 8.702 millones de euros, un 7,4% más en términos reportados y un 1,3% más en términos orgánicos, mientras que el beneficio operativo (Oi) ha sido de 3.454 millones de euros, un 6,6% menos en términos reportados y un 1,1% menos en términos orgánicos.

Asimismo, Telefónica ha informado de que ha reducido la deuda neta un 5,7% interanual, hasta situarse en 40.230 millones de euros a 30 de junio, fundamentalmente por la generación de caja libre (2.756 millones de euros en el semestre). Incluyendo las operaciones de venta de activos ya anunciadas, se reduce adicionalmente en aproximadamente 1.500 millones de euros, hasta 38.700 millones de euros.

El presidente ejecutivo de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, ha remarcado que la compañía ha demostrado la consistencia de su estrategia de transformación hacia una compañía tecnológica, avalada por la evolución de sus resultados. “Volvemos a crecer de forma sostenible y rentable“, ha incidido.

En este sentido, ha señalado en que las tendencias de crecimiento orgánico son “consistentes con los objetivos para el año”, que han sido reiteramos por la compañía, y ha subrayado que este crecimiento es rentable y se apoya, entre otros, factores en el plan de digitalización y simplificación de Telefónica.