Telefónica ha diseñado e implantado un plan de emergencias para asegurar la adecuada prestación del servicio durante el temporal de nieve ‘Filomena’, que ha supuesto la activación de las unidades de emergencia de la compañía y el refuerzo de puntos críticos con grupos electrógenos, según ha informado en un comunicado.

En concreto, la empresa de telecomunicaciones ha activado en los últimos días las seis bases de emergencia con las que cuenta habitualmente para entrar en acción ante cualquier imprevisto y que están situadas en Madrid, Barcelona, Zaragoza, Valencia, Sevilla y León.

Dichas unidades cuentan con equipos humanos de intervención específicamente preparados, además de una flota de vehículos compuesta por todoterrenos, motonieves, máquinas pisanieves y vehículos Unimog que permiten acceder a lugares de muy difícil acceso para asegurar el mantenimiento del servicio.

REFUERZO EN PUNTOS CRÍTICOS

En paralelo, la operadora de telecomunicaciones también resalta que antes del temporal desplazó e instaló grupos electrógenos de refuerzo en determinados puntos críticos para prestar servicio en caso de fallo de suministro eléctrico.

En esta línea, también se ampliaron los recursos humanos que controlan la red de Telefónica las 24 horas, los siete días de la semana, tanto en los centros de control remoto como a pie de calle, con un total de más de 400 técnicos.

El director de Seguimiento y Control de los Servicios de Telefónica España, Antonio José Medina, ha remarcado que, como en anteriores ocasiones, la compañía ha activado el plan de emergencias varios días antes para asegurar el servicio y ha contado con un gabinete de crisis permanente para coordinar los recursos disponibles.

“Aun así, ha habido situaciones inesperadas que hemos podido solventar. De hecho, en algunos lugares donde no podían acceder los vehículos, nuestros equipos especiales de intervención tuvieron que acceder andando varios kilómetros a pie en pleno temporal para garantizar el servicio”, ha incidido.

TRÁFICO EN LAS REDES

Por otro lado, Telefónica remarca que el temporal de nieve ‘Filomena’ se ha dejado sentir también en la red de Movistar donde los valores más destacados se han producido en los datos móviles de subida (del usuario a la red), que han experimentado un crecimiento del 13% con respecto a los niveles de los días anteriores.

Así, señala que el tráfico de subida supone apenas un 7% con respecto al de bajada (de la red al móvil), ya que el consumo más habitual es la descarga de contenidos. No obstante, el temporal ha producido que los usuarios enviaran vídeo e imágenes desde el móvil a otras personas, además de establecer videoconferencias, lo que explica el incremento del tráfico de subida.

A este respecto, detalla que este crecimiento es incluso más acusado en las comunidades más afectadas por el temporal, como Madrid, donde el pico del tráfico enviado desde los móviles de los clientes Movistar se alcanzó el día 10 de enero y superó incluso al máximo de Año Nuevo.

Asimismo, la operadora también añade que este incremento de tráfico en las redes Movistar también ha sido relevante en el uso de la aplicación de mensajería Whastapp, que se ha triplicado con respecto a los niveles habituales en Navidades.

Por otro lado, la voz móvil de Movistar mantuvo el comportamiento registrado desde hace unos meses con un repunte en su uso. En concreto, el día de la mayor nevada (sábado 9 de enero) experimentó un aumento del 13% respecto al tráfico habitual en días no laborables.

En cuanto a los datos desde la red fija de Movistar (Red IP), Telefónica apunta que reflejan también un incremento con respecto a los niveles habituales con un crecimiento del 10% en la Comunidad de Madrid.