Telefónica
El presidente de Telefónica

Telefónica obtuvo en el primer semestre de 2019 un beneficio neto atribuible de 831 millones de euros, lo que supone un 53,5% menos que los 1.787 millones de euros que ganó en el mismo periodo del año anterior por la crisis del covid-19.

No obstante, desde la compañía presidida por José María Álvarez-Pallete mantienen el optimismo porque estos resultados arrojan una importante reducción de deuda, han conseguido generar más caja de lo esperado; y se mantienen los compromisos de dividendo para este año. Asimismo, fuentes de la compañía ponen de relieve la gran actividad corporativa que se ha llevado durante estos meses.

En cuanto a la información remitida al supervisor de los mercados, el operador destaca que la pandemia del coronavirus ha tenido un impacto en la evolución financiera y operativa del segundo trimestre, en el que también se ha registrado una depreciación de las divisas, que se han mitigado en parte por la “significativas medidas de eficiente y ahorros de gastos de capital (capex) llevados a cabo”.

Los ingresos de la multinacional española en los seis primeros meses del año se situaron en los 21.706 millones de euros, lo que representa un 10% menos en comparación con los 24.121 millones de euros del primer semestre del ejercicio anterior, aunque en términos orgánicos el descenso de las ventas se redujo a un 3,5%.

En este sentido, la empresa detalla que la crisis del covid-19 ha tenido un impacto negativo en los ingresos del segundo trimestre de 729 millones de euros, de los que 194 millones de euros corresponden a España, mientras que la “significativa” depreciación de las divisas latinoamericanas por esta crisis ha restado a la cifra de negocio 791 millones de euros.

Por su parte, el beneficio bruto antes de amortizaciones (Oibda) se situó en los 7.075 millones de euros, un 18,7% menos en términos reportados y un 5,9% menos en términos orgánicos, mientras que el beneficio operativo (Oi) fue de 2.124 millones de euros, un 38,5% menos en términos reportados y un 17,7% menos en términos orgánicos.

Asimismo, Telefónica informa de que la deuda neta se ha reducido un 7,5% interanual, hasta situarse en 37.291 millones de euros a 30 de junio, fundamentalmente por la generación de caja libre (988 millones de euros en el semestre).

El presidente ejecutivo de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, ha remarcado que durante el segundo trimestre del año, marcado por la crisis del Covid-19, el comportamiento de la compañía ha sido “resistente, limitando el impacto en ingresos con una sólida gestión operativa de control de costes y de inversión”, que les ha permitido registrar un crecimiento del flujo de caja operativo y del margen en los cuatro mercados clave y reducir la deuda un 7,5% interanual.

Comentarios de Facebook