Telefónica
El presidente de Telefónica

Telefónica mantiene sus planes estratégicos corporativos con sus filiales de Latinoamérica y, en concreto, en estos momentos tendría muy acelerada la venta de su división de Costa Rica, una vez que Millicom se echó atrás en el proceso de compra que le llevó a adquirir, también, las sociedades de Nicaragua y Panamá.

Así, mientras se tramita por la vía legal la retirada de Millicom en la compra de Telefónica Costa Rica, según fuentes conocedoras de la situación, la compañía de Centroamérica estaría en pleno proceso de ‘due diligence’ para efectuar la valoración monetaría del operador tico en un nuevo contexto tras la pandemia del coronavirus. La anterior transacción se había situado en torno a los 500 millones de euros y, precisamente, la valoración podría haber sido uno de los detonantes en la operación. Situación que ahora también deberá afrontar el operador azul debido al fuerte deterioro de las divisas en dicha región. Motivo por el cual Telefónica ha decidido acelerar desde hace unas semanas todos los procesos corporativos de Latam.

Con respecto a la posible venta de la compañía, fuentes oficiales de Telefónica declinan hacer comentarios sobre posibles operaciones en curso. En todo caso, según explican fuentes del sector a MERCA2, la venta de Costa Rica se habría acelerado en las últimas semanas, y estaría abierto un proceso para poner precio a la división de Centroamérica, uno de los grandes activos que queda en estos momentos por vender.

En cuanto al comprador, el fondo de raíces islandesas Novator Partners sería uno de los potenciales candidatos, al igual que ya ha valorado la compra de otros activos, en este caso en la región Hispam, según determinó Telefónica tras la última reorganización estratégica que llevó a cabo. Del mismo modo, América Móvil, del mexicano Carlos Slim estaría en posición para hacerse con estos activos.

TELEFÓNICA, PASO A PASO EN CENTROAMÉRICA

Tras la retirada de Millicom en la compra de Costa Rica, Telefónica quiere terminar sus planes de desinversión. El año pasado la compañía dirigida por José María Álvarez-Pallete se embolsó 437 millones de dólares (390 millones de euros), gracias a la venta de su filial en Nicaragua a Millicom.

En concreto, el grupo detalló que, una vez obtenidas las aprobaciones regulatorias pertinentes, Telefónica Centroamérica Inversiones, sociedad participada, directa e indirectamente, al 60% por Telefónica y al 40% por Corporación Multi Inversiones transmitió la totalidad del capital social de Telefónica Celular de Nicaragua a Millicom International Cellular.

De igual modo, Telefónica también vendió su filial Telefónica Móviles Panamá. La empresa española controlaba un 60% de esta entidad, cuya venta le proporcionó 594 millones de dólares (536 millones de euros).