Benidorm, una de las ciudades inteligentes

Por primera vez en muchos años puede que España no bata el récord en la llegada de turistas. Por eso, ahora habrá que sacar mayor rentabilidad a los viajeros recurrentes. Con este objetivo, el Gobierno ha ideado el Sistema de Inteligencia Turística (SIT) que se engloba en el proyecto de Destinos Turísticos Inteligentes. Para ello cuenta con la colaboración necesaria de empresas como Telefónica o BBVA.

¿Pero cómo se conseguirá aumentar dicha rentabilidad? ¿Qué tiene de novedoso este SIT para generar más ganancias al sector turístico? La explicación formal es la siguiente: se trata de un es un instrumento basado en el análisis exhaustivo de distintas fuentes de información desarrollado por Segittur, organismo dependiente del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. Las fuentes se seleccionan en función de las necesidades e idiosincrasia de un territorio y las prioridades que se marquen por sus gestores.

De este modo, el sistema es capaz de cargar, procesar y analizar información que trasforma en conocimiento de utilidad, relevante, sistematizado y ordenado, para ponerlo al servicio del gestor del destino y todos los actores del mismo. Por ello, más allá del valor innovador y del uso de tecnologías de última generación (Big Data y Business Intelligence), es de vital importancia detectar y fomentar la generación de información relevante, de forma que el destino sea capaz de constituirse como principal fuente generadora de inteligencia y conocimiento turístico a nivel local.

Imserso

El negocio millonario del Imserso: quién gana con el turismo de mayores

Impugnaciones de pliegos, sanciones, trampas, competencia desleal y un sinfín de críticas y denuncias procedentes de todos los ámbitos del sector turístico. Esto es...

La explicación informal es que se generará un conjunto de datos agregados que se recopilan a través de empresas, organismos públicos y estadísticas oficiales. Todo ello se procesa y ofrece un resultado.

En el ámbito de agregación de datos económicos, BBVA y Mastercard recopilan las transacciones de sus clientes, siempre en suelo de destino, de las tarjetas de crédito y TPVs. En cuanto a la movilidad, entra en juego Telefónica, que ofrece datos de conexiones a su red y demás. Todo ello, en el caso de empresas, siempre de manera agregada y anonimizada; es decir, el tratamiento de los datos se hace para generar información en conjunto.

Otra vía de recopilación de datos son los extraídos a través de las OTAs (agencias de turismo online), basados en la reputación online y los análisis de satisfacción de su paso por estas plataformas. Del mismo modo, este Sistema de Inteligencia Turística también consigue datos agregados de blogs, redes sociales y medios, sobre el análisis semántico y los sentimientos a través del uso.

Junto con estos datos, también se añaden los partes meteorológicos, así como las previsiones de asistencia de personas a eventos obtenidos a través de internet. Y relacionado con el ámbito turístico, dos de los principales aportadores de datos son el gestor aeroportuario Aena y Renfe. Por último, se extrae una cantidad ingente de información de las encuestas de Frontur, Egatur y la EPA, entre otros.

QUÉ ESPERAR DE ESTA TECNOLOGÍA

Una vez que se tienen todos los datos, lo que permite el SIT es disponer de información actualizada en cualquier momento; generar de forma sencilla análisis propios sin tener conocimientos tecnológicos ni estadísticos y crear tablas y gráficos dinámicos, con información exhaustiva y atractiva en base a todas las posibilidades de análisis que presenta la información. Además se podrá alcanzar el máximo nivel de granularidad y detalle de los datos con el objetivo de realizar análisis comparables con otras estadísticas oficiales.

Las ciudades o regiones que implementen este sistema tendrán un control que incluye un indicador sintético numérico, calculado en base a un algoritmo matemático, que permite determinar la evolución del funcionamiento de la ciudad, desde una perspectiva turística.

Incluye tanto indicadores sencillos, como por ejemplo el gasto realizado en una comunidad, como indicadores complejos: gasto que han realizado los turistas en dicha comunidad según el país de residencia del que proceden, tipo de establecimiento, promedio de gasto, etc.

Actualmente, y todo sigue en proceso de mejora, se incluyen los siguientes módulos de análisis: consumo y gasto; estimación de precios y oferta hotelera a través de agencias de viaje online; reputación online a través de redes sociales; movilidad en los destinos; eventos oficiales y a través de redes sociales; datos generados ad hoc por entidades del destino mediante software colaborativo: museos, establecimientos de restauración, oficinas de información turística, parkings, establecimientos hoteleros, clínicas privadas, etc.