Telefónica
Imagen-realmadrid.com

El baloncesto español mantiene su buena salud. Tanto en el ámbito femenino como masculino, bien sea en club o selección, el basket nacional sigue en forma. Por eso las grandes marcas quieren asociar su imagen. La última ha sido Telefónica, que ha renovado por tres años sus derechos audiovisuales a través de Movistar, así como el patrocinio publicitario en diferentes competiciones. ¿Pero se quedarán ahí las intenciones del operador azul? Justo cuando se cumplen 10 años de la vinculación de la ACB con Endesa a través del nombre de la liga. Una cuestión que la eléctrica mantiene como una apuesta en firme.

Este martes, la compañía dirigida en España por Emilio Gayo ha anunciado que ha alcanzado un nuevo acuerdo con la ACB para la renovación de los derechos de retransmisión y del patrocinio de sus competiciones para las tres próximas temporadas: 2020/2021, 2021/2022 y 2022/2023. Esta renovación, señalan desde el operador de telefonía, continúa la alianza entre ambas marcas.

De este modo, los aficionados podrán disfrutar en directo y en exclusiva en Movistar+ de todos los partidos de la Liga Endesa, la Copa del Rey y la Supercopa Endesa. En total, más de 1.000 partidos en directo a lo largo de estas tres temporadas. Esta acción se une a la apuesta de patrocinio por las competiciones ACB, y seguirá siendo socio patrocinador de la asociación, la Liga Endesa y la Supercopa Endesa, así como patrocinador principal de la Copa del Rey.

Junto con esas acciones, cabe señalar que Movistar se marca su propio triple puesto que también brinda nombre al Estudiantes, por lo que su huella en el baloncesto nacional es muy fuerte. Aunque siempre ha habido algo para poner la guinda al pastel: el ‘naming’ de la ACB, que actualmente tiene la eléctrica que preside José Bogas: Liga Endesa.

Pero existe un condicionante: tras 10 años, esta temporada encara el último ejercicio tras la anterior renovación en 2017, por lo que dentro de poco deberá comunicar su continuidad como ‘title sponsor’ de la ACB. Una disyuntiva que ya le ocasionó un pequeño conflicto con Telefónica.

TELEFÓNICA Y ENDESA, COLOSOS DEL BASKET

La disputa que tuvieron Telefónica y Endesa se remonta a 2017. De manera unilateral, la ACB llegó a un acuerdo con Movistar para que éste fuera quien pusiera nombre a la liga. La situación tenía un agravante: y es que el contrato suscrito en 2011 entre Endesa y la ACB, recogía un “derecho preferente” de la compañía eléctrica “para contratar el ‘Naming Right’ (…) una vez finalizada la vigencia del acuerdo”.

Supuestamente, en su momento, se ofreció un contrato de mínimos a Endesa, pero con el otro frente abierto. Según fuentes de la eléctrica en 2017, el nombre se debía mantener. No daban margen a que pudiera suceder otra cosa. Además, aseguraban que, esperando que sea el último medio, llevarían a cabo acciones legales contra la ACB por el incumplimiento en las cláusulas del contrato acordado en 2011.

Finalmente, y mientras Movistar negó siempre todo lo que estaba sucediendo, las aguas se despejaron y la ACB firmó con Endesa un contrato de cuatro años que finaliza el próximo 2021. Momento en que habrá que renovar, siempre que las aspiraciones de Telefónica se mantengan como hasta ahora, según han expresado siempre ellos.

Por lo que respecta a Endesa, ha sido su CEO José Bogas el más contundente sobre la relación de la eléctrica con el baloncesto español. Durante los actos del 10º aniversario, ha asegurado que su implicación con el basket es máxima, y que ahora mismo están casi más a gusto que el primer día de patrocinio.

Asimismo, según explican fuentes del sector a MERCA2, ya se estaría trabajando para mantener una estrecha relación con la ACB, y lo que eso supondría con respecto a la liga de baloncesto. Algo que será cuestión de semanas o meses que se anuncie de forma oficial.

Aunque si ya pasó una vez, hasta que no esté todo firmado no se puede descartar nada. Sobre todo cuando se trata de empresas con capacidad financiera e implicación con uno de los deportes más seguidos de nuestro país.