Huawei

La guerra comercial entre Estados Unidos y China, y que tiene como uno de los principales protagonistas a Huawei, ha hecho que aflore de nuevo la tensión entre los países europeos y sus principales operadores de telefonía. Y eso provoca, en el caso español, que la patronal de las telecos no quiera manifestarse en público sobre la situación.

Así ha sucedido durante la presentación online que ha llevado a cabo la asociación este martes. En preguntas referidas a la relación a tres bandas entre Huawei, los operadores y el Gobierno, tanto el presidente de DigitalEs, Eduardo Serra; como su directora general, Alicia Richart, no se han querido pronunciar ante la tensión latente que existe sobre el despliegue del 5G.

Esta misma semana ha trascendido en la prensa que las telecos españolas estarían a la espera de un pronunciamiento oficial por parte del Gobierno que no termina de llegar. Volumen de inversión, seguridad jurídica… la incertidumbre que ahora mismo tienen los operadores de telefonía sobre la situación actual se basa en las futuras inversiones que tiene que acometer para los próximos despliegues de redes. Y ante los problemas en países cercanos como Francia o Reino Unidos –donde han ido un paso más allá-, la desconfianza por las decisiones que se puedan tomar pesan cada día más.

En este contexto, DigitalEs tiene entre sus asociados a Huawei, así como los principales proveedores de red (Ericsson, Nokia y ZTE), y los operadores españoles. Y todos ellos participarán en el evento sectorial que prepara la patronal para el mes de septiembre. Juntos y revueltos, pero con una tensión latente que ha llevado a la organización a no querer, ni siquiera, mencionar el conflicto ante las preguntas de la prensa.

HUAWEI: PALABRA PROHIBIDA

El problema para el Gobierno, DigitalEs y quienes se niegan a poner en negro sobre blanco la existencia de un problema, es que los países del entorno europeo toman medidas, como la última llevada a cabo por los británicos de sacar de las redes a Huawei en 2027, y España se retrasa en la toma de una decisión.

Así, a los retrasos provocados por el coronavirus, que ha desplazados las fechas de subastas de espectro de radio, se suma la incertidumbre sobre el despliegue de redes. Todo ello en un contexto donde Bruselas tampoco se ha querido pronunciar en exceso, y simplemente alude mantener estrictos controles de seguridad, pero sin pronunciar nunca de manera concreto el nombre de Huawei.

Por eso, mientras que en España la situación se dilata, en otros países se aborda el debate de manera concisa. Es el caso de Alemania, donde se encuentra abierta una polémica con Deustche Telekom. Aunque tiene la particularidad de que el operador germano tiene una participación pública que se acerca el 30% de su accionariado y, por lo tanto, el Ejecutivo alemán quiere tener voz en el conflicto.

EL SUMMIT DE ESTE AÑO

Por lo que respecta a su evento sectorial de septiembre, otro de los asuntos que se abordará en una de las mesas del DigitalEs Summit 2020 es la relación entre educación y empleo, ya que es necesario impulsar la formación en capacidades digitales para cubrir la demanda de puestos de trabajo en el sector y desarrollar la economía para que el país gane competitividad a nivel internacional.

A este respecto, Serra ha apuntado que es un “suspenso inadmisible” para España la falta de relación entre el mundo educativo y el mundo laboral, porque, pese a la ventaja tiene España en materia de infraestructuras, cuenta con unos elevados índices de paro mientras las empresas del sector tecnológico sufren la escasez de mano de obra cualificada.

Durante la jornada, también se abordará el uso de la tecnología para impulsar una sociedad más sostenible y ecológica, así como el boom que está viviendo el sector de las infraestructuras de telecomunicaciones y tecnológicas, donde es “fundamental” que España sea capaz de atraer inversión aprovechando los activos con los que cuenta el país.

Comentarios de Facebook