La multinacional francesa Atos se ha aliado con la startup Rcup, de la misma nacionalidad, para diseñar unas plantillas ortopédicas inteligentes que reducen los trastornos musculoesqueléticos en trabajadores de entornos industriales. Las plantillas permiten recoger información sobre distancia, pasos, peso que se está llevando y movimientos repetitivos de los trabajadores.

El objetivo, explica, Santi Ristol, Director Mobile Competence Center de Worldline -hasta hace un mes filial de Atos, con la que trabajan en proyectos conjuntos-, no es otro que reducir el número de patologías ligadas a los accidentes de trabajo por medio de una monitorización de la actividad de los trabajadores que permita realizar una prevención ergonómica.

Las plantillas están equipadas con sensores que, de forma anónima, y a diario, recopilan una gran cantidad de información

De hecho, explica, ese es el espíritu de Missiona Zero Accident (MZA), un proyecto liderado por Atos que trabaja en la misma dirección y dentro del que se enmarca el diseño de las plantillas ortopédicas inteligentes. Realizadas a medida, indican desde las empresas, se utilizan junto con unos zapatos de seguridad y reducen la tensión en la espalda.

BAJAS LABORALES

La idea, detalla Santi Ristol, surgió tras conversaciones con diferentes industrias que expusieron “sus problemas derivados de los accidentes laborales y las bajas de los trabajadores, con los costes que esto supone y los problemas de producción que las bajas generan”.

Las plantillas están equipadas con sensores que, de forma anónima, y a diario, recopilan una gran cantidad de información (cargas transportadas por operadores o movimientos en la fábrica) que luego se transmite a una plataforma segura alojada por Atos. En la plataforma, se analiza por algoritmos de aprendizaje automático.

Estos algoritmos, desarrollados por expertos de Atos sobre las herramientas de Google Cloud, se utilizan para modelar los factores de riesgo de trastornos muscoesqueléticos. Los resultados de estos análisis se devuelven a los actores involucrados (operadores, gerentes, recursos humanos, salud ocupacional…) en forma de indicadores inteligibles y procesables.

Estos indicadores, aclaran, permiten generar alertas en tiempo real y también posteriormente “para comprender mejor las causas exactas de los trastornos y tomar las medidas adecuadas”. Los datos “están perfectamente protegidos con un enfoque de privacidad por diseño”, señalan desde Atos, que incluye el diseño de las plantillas y de los algoritmos.

La multinacional francesa precisa que se trata de un proyecto global en el que “ha utilizado una amplia gama de capacidades (consultoría, ciencia de datos, protección de datos, desarrollo, integración, hosting) y aprovecha tanto su asociación con Google Cloud como su experiencia en el sector industrial, para proporcionar una solución innovadora que mejore la salud de estas personas”.

PRIMEROS CLIENTES

Diferentes grupos franceses líderes en los sectores de manufacturing, construcción y seguros de salud ya han expresado su intención de unirse al proyecto “Mission Zero Accident” para probar la solución, cada uno en su contexto de actividad, reseñan desde la multinacional gala.

Santi Ristol detalla que “la iniciativa combina varias tecnologías avanzadas como son las plantillas conectadas que proporciona la startup Rcup, la camiseta inteligente Wearlumb (diseñada por Worldline) y las últimas tecnologías para analítica de datos y machine learning que aporta la alianza entre Google y Atos”.

Los hospitales de Caser animan a Helvetia y Nationale Nederlanden

Mapfre declaró su interés por Caser mediante una carta de la que no obtuvo respuesta, por lo que finalmente desistió. Covéa, por su parte,...

La camiseta conectada Wearlumb, por ejemplo, tiene varios sensores en los brazos y la espalda que permiten recoger la posición de la espalda y los brazos de la persona. Aunque algunos de estos elementos “ya se pueden utilizar por separado”, en el caso de las plantillas actualmente “se están realizando varias pruebas de concepto de cara a validar la solución completa”, indica el directivo de Worldline.

Sectores como la construcción, fábricas, cadenas de suministro, transporte, petróleo y gas, minería, hostelería o defensa, podrían beneficiarse del diseño de Atos y la startup Rcup, auguran desde las compañías. Por el momento, no desvelan el coste de su nuevo diseño.