móviles, ordenadores, wifi

Gestionar los gadgets tecnológicos genera estrés entre los españoles. Un elevado porcentaje de población afirma sentirse estresada ante la instalación y reparación de sus dispositivos. Este problema aumenta con la edad y las mujeres lo sufren más que los hombres. Las cuestiones relacionadas con el móvil, problemas con el wifi y los ordenadores son las que más tensión generan entre la población. Esto se denomina tecno-estrés.

Los teléfonos móviles, en concreto la puesta en marcha de un nuevo terminal y el traspaso de contactos, son problemas que producen estrés a un 54% de los españoles encuestados. La instalación de software en el ordenador también ocupa los primeros puestos en el ranking tecnológico de los españoles, así lo afirma un 48% de ellos. La configuración del wifi, imprescindible ya en los hogares, completa el top 3 de tensión para la población. Un estudio elaborado por Zinklar Research es el autor de estos datos.

Una de las principales causas radica en la falta de conocimiento. Aumentan los estudios específicos en el campo de la tecnología y la informática, por lo que los más jóvenes cada vez tienen más conocimientos sobre el área. Tomando esto en cuenta, solo el 6% de los encuestados afirma ser un experto en la materia, mientras que el 56% asegura tener ciertos conocimientos y solo el 8% reconoce que carece de éstos.

Repsol

Repsol aclara su futuro con un fuerte arreón en bolsa

En apenas dos semanas se conocerá el nuevo plan estratégico de Repsol. Por ahora se sabe que el crecimiento orgánico será la piedra angular....

En tendencias generales, los resultados de la encuesta revelan que pedimos ayuda, aunque no todos compartimos los motivos. El 75% apela a la falta de conocimiento, pero el 11% se justifica con la falta de tiempo, y el ínfimo 9% se corresponde con el segmento que no tiene interés por la tecnología.

HOMBRES Y MUJERES, LA DIFERENCIA ENTRE GÉNEROS

Son las mujeres las que piden más ayuda que los hombres en el terreno tecnológico. La diferencia porcentual es muy significativa. El 36% de las mujeres pide ayuda para instalar un ordenador y un 33% de ellas para las actualizaciones; frente a estos datos, solo un 15% de hombres y un 11% la solicitan para las mismas tareas.

La psicóloga clínica Patricia Castaño asegura en el informe del estudio comentado que se trata de una cuestión cultural y no de capacitación. “En nuestra cultura, el hombre ‘debe’ resolver los problemas de la casa. Este aspecto ha estado alimentado por chistes, anécdotas y ‘chascarrillos populares’ como por ejemplo el tema de conducir y perderse, el hombre nunca pregunta y la mujer pregunta a la primera”.

Esta diferencia se da también en la elección de estudios, a pesar de que las mujeres ganan más en el sector tecnológico en comparación con otros, el número de hombres es superior. Los estereotipos de género, que atribuyen cualidades innatas a cada de uno los géneros, algunas muy relevantes para el ascenso profesional, el “sindrome del impostor” o la “brecha de ambición”, como comportamientos de la personalidad que se dan mayoritariamente en las mujeres, son algunas de las razones por las que existe el “techo de cristal en el sector tecnológico y digital.