emprendedores

La productividad es un tema que preocupa especialmente a los emprendedores, y es que llevar un negocio propio implica atender a muchas cuestiones diferentes, por lo que no siempre contamos con todo el tiempo que nos gustaría. La clave para poder hacer todo lo que tenemos pendiente es ser más productivos, pero esto tampoco es nada fácil.

Por suerte, existen un gran número de técnicas que no son nada complicadas y que pueden ayudar a aumentar la productividad. Es normal que al principio no sean todo lo efectivas que esperas, pero si les coges el ritmo en muy poco tiempo notarás una mejora notable en la cantidad de cosas que eres capaz de hacer en un determinado período de tiempo. ¿Quieres mejorar tu productividad? Pues presta atención a las siguientes técnicas.

La técnica de la rana para aumentar la productividad

productividad en el trabajo

No te preocupes, no hace falta que tengas un batracio en casa. Esta técnica coge su nombre de su autor, Brian Tracy, que se inspiró en la cita de Mark Twain para crearla: “cómete una rana viva a primera hora de la mañana y nada peor te ocurrirá a lo largo del día”. Con esta frase seguro que ya te ha quedado claro que esta técnica de productividad se basa en el orden de prioridades.

La técnica de la rana o técnica de comerse la rana implica organizar las tareas que vas a realizar a lo largo del día en base a una prioridad. Así, la tarea más tediosa, la que menos te gusta o la que más difícil te resulta se hace a primera hora de la jornada. Lo que consigues con esto es que el resto del tiempo de trabajo te parezca mucho más llevadero, puesto que ya has hecho lo peor.