El número de jóvenes en paro menores de 25 años subió en 24.000 personas en el segundo trimestre del año, un 4,9% respecto al trimestre anterior, situándose la cifra total de jóvenes en situación de desempleo en 510.200 al finalizar el mes de junio.

La tasa de paro juvenil se situó así en el 39,60% a cierre del segundo trimestre, tasa 6,6 puntos superior a la del trimestre anterior (32,99%), y 6,5 puntos por encima de la de hace un año (33,1% en el segundo trimestre de 2019).

Por su parte, el número de activos menores de 25 años se redujo en 185.500 personas entre abril y junio (-12,6%), hasta situarse en 1.288.100 personas, según datos extraídos de la Encuesta de Población Activa (EPA) que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE) y que recoge el efecto de la crisis sanitaria y del estado de alarma en el mercado laboral.

Entre abril y junio, el paro subió entre los jóvenes de 20 a 24 años en 32.300 desempleados (+8,7%), pero bajó entre los de 16 a 19 años en 8.300 personas (-7,1%). El paro también subió entre las personas de 25 a 54 años, con un repunte de 65.600 desempleados (+2,8%), y descendió entre las personas de 55 y más años, con 34.600 desempleados menos (-6,8%).

3.600 JÓVENES EN PARO MÁS 

En el último año, el número de jóvenes en paro menores de 25 años ha aumentado en 3.600 desempleados, lo que supone un 0,2% más que en el segundo trimestre de 2019, concentrándose la caída en los jóvenes de 16 a 19 años (-20.600 desempleados, -16%), ya que entre los de 20 a 24 años el paro subió en 24.200 personas (+6,4%).

El mayor avance anual del desempleo en valores absolutos se lo anota el grupo de 25 a 54 años, con 151.900 parados más (+6,8%) en el último año, seguido de los jóvenes de 20 a 24 años. Por contra, el paro bajó en 18.100 desempleados entre los de 55 y más años (-3,7%).

EL PARO DE LARGA DURACIÓN

De los más de 3,36 millones de parados contabilizados en España al finalizar junio, el 15,1% son jóvenes menores de 25 años y el 30,2% son parados de larga duración (más de un año en el desempleo).

El número de parados de larga duración se redujo en 172.700 personas en el segundo trimestre, un 14,5% respecto al trimestre anterior, hasta situarse en 1.017.500 personas. En el último año, los parados de larga duración han descendido en 241.700 personas (-19,2%).

Analizando la evolución de la ocupación del segundo trimestre por franjas de edad, todas ellas destruyeron empleo. El mayor recorte de la ocupación en términos absolutos fue para el grupo de 35 a 39 años, colectivo que destruyó 185.300 empleos (-7,2%), seguido de los de 25 a 29 años (-181.000); 20 a 24 años (-170.000); 30 a 34 años (-157.700); 40 a 44 años (-149.200); 55 y más años (-73.500); 45 a 49 años (-68.100); 50 a 54 años (-49.800), y 16 a 19 años (-39.500).

En términos interanuales se destruye empleo en casi todas las franjas de edad, salvo en la de 55 años y más, donde se crean 105.600 puestos de trabajo en el último año. Los mayores descensos de la ocupación en los últimos doce meses corresponden a los grupos de 35 a 39 años (-311.900 empleos) y 30 a 34 años (-248.900).

Los jóvenes de 20 a 24 años han visto disminuir su ocupación en 184.600 personas (-21,1%) en los últimos doce meses, y los de 16 a 19 años en 59.400 (-39,6%).

Comentarios de Facebook