Calviño

Ciudadanos ha tildado de “ocurrencia” la idea lanzada Nadia Calviño, ministra de Economía y Empresa en funciones, de impulsar una tasa a los bancos por las reclamaciones que lleguen a la nueva Autoridad de Protección del Cliente. Precisamente, porque considera que el consumidor sería quien acabaría pagando el impuesto.

Según confirmó este jueves Calviño, el Gobierno de España contempla cobrar a los bancos una tasa por cada reclamación que reciba esta nueva autoridad, lo que permitiría financiar a este nuevo organismo e incentivaría a las entidades financieras a resolver sus problemas con los consumidores.

En Ciudadanos consideran “increíble” que el Gobierno en funciones de Pedro Sánchez “lance propuestas sin siquiera someterse al control del Parlamento ni de la oposición” y, por eso, le han pedido que “aparque las ocurrencias“. 

LLAMA A LA PRUDENCIA

La formación naranja cree que “hay que ser prudentes“, sobre todo cuando se habla de poner tasas a los bancos y recuerda cómo el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD), el conocido como impuesto de las hipotecas, ha acabado encareciéndolas.

En este sentido, encuadran la nueva tasa en una nueva fórmula para “asfixiar a impuestos a las familias“, defienden que el modelo de Ciudadanos es “antagónico“, y ponen el ejemplo de su Ley de Apoyo y Protección a las Familias, que esperan poder debatir en el Congreso cuando comience la actividad parlamentaria.