Madrid Nuevo Norte
Imagen del proyecto 'Madrid Nuevo Norte'.

Es un clamor popular. El desarrollo Madrid Nuevo Norte ya no es sólo una cuestión política o empresarial, también lo es social. Los barrios que colindan con la antigua Operación Chamartín exigen la aprobación definitiva del proyecto al Gobierno Local -ya sea Más Madrid o el Partido Popular-. La presión va en aumento y la pelota está ahora en el tejado de las formaciones políticas. Los vecinos de Las Tablas y Fuencarral no quieren tener que esperar otros 25 años.

Se acabaron las rencillas políticas, las tensiones entre partidos por ver quién realiza un mejor proyecto, las ambiciones de unos y otros… ya no hay más tiempo. Madrid necesita crecer hacia el Norte -igual que hacia el Sur, pero eso es harina de otro costal- y tiene que hacerlo ya. O al menos eso es lo que reclaman los vecinos de los barrios de Las Tablas o Fuencarral que han vuelto a exigir la aprobación definitiva de Madrid Nuevo Norte.

El más que probable cambio de corporación local ha despertado el recelo entre los vecinos de las zonas que colindan con la ya extinta Operación Chamartín. Un temor que se fundamenta en las posibles e hipotéticas intenciones que pueda tener el Partido Popular de cambiar el actual planteamiento del proyecto. Los ‘populares’ criticaron en su momento las modificaciones introducidas en el ámbito por Ahora Madrid y afirmaron que el proyecto podría “ser más ambicioso”. Una ambición que podría volver a aparecer ahora que el PP tiene la posibilidad de mandar -si se cumplen los pronósticos- en el consistorio y que supondría la paralización de Madrid Nuevo Norte durante al menos otros cuatro años.

Tensión por la Operación Chamartín: el miedo a un nuevo retraso es real

Con la probable llegada a la alcaldía de Madrid por parte de José Luis Martínez-Almeida se abren debates sobre proyectos que Manuela...

La postura del Partido Popular, liderado por José Luis Martínez-Almeida no está del todo clara. Las versiones son confusas y es por esto que se ha encendido la luz de alarma de los vecinos de los barrios que colindan con el desarrollo. No quieren que Madrid Nuevo Norte viva la misma suerte que la Operación Chamartín. Por eso esperan y exigen que el consistorio no vuelva a enterrarlo con modificaciones que respondan única y exclusivamente a las ínfulas de una u otra formación política.

La presión social en este sentido va en aumento, porque son muchos los barrios que dependen de este desarrollo. De hecho, durante los dos últimos años ha existido una gran implicación vecinal fomentada por la propia promotora –Distrito Castellana Norte-. Sería una medida muy poco popular el volver a parar este proyecto, pero los ciudadanos de estos vecindarios del Norte de Madrid no se fían y prefieren ejercer presión al más que posible nuevo alcalde de la ciudad.

Los barrios del Norte de Madrid reclaman el desarrollo para acabar con los asentamientos ilegales, la inseguridad y la ausencia de dotaciones públicas

La situación se hace insostenible. Después de más de 25 años de espera “seguimos pidiendo a nuestros representantes políticos que piensen en las personas y no en los intereses partidistas”, afirma Montse Martínez, presidenta de la asociación Ocio y Prosperidad. El hastío es de tal calado que los vecinos dicen sentirte abandonados y “una ciudad como Madrid no puede permitirse abandonar a esta parte de los ciudadanos”.

El crecimiento de Madrid hacia el Norte es necesario no sólo por el número de viviendas que se crearán -10.500 unidades- y por la creación de empleo -se estima en 120.000 puestos-, sino por lo que supone para la ciudad en cuanto a conexiones. En este sentido, los vecinos de Las Tablas y Fuencarral explican que es la única manera de entrelazar los barrios del Norte. Unas relaciones que supondrían también la desaparición de los asentamientos ilegales que han generado una situación de inseguridad en la zona.

Pedimos la aprobación definitiva porque sabemos que el proyecto Madrid Nuevo Norte es bueno no solo para regenerar una zona que actualmente se encuentra olvidada y degradada, sino también porque es positivo para todos aquellos que viven o trabajan en la zona”, afirma Martínez.

¿EN QUÉ PUNTO SE ENCUENTRA MADRID NUEVO NORTE?

El proyecto vive dos realidades opuestas: están los que afirman que es imposible derrocar este desarrollo y los que opinan que el Partido Popular querrá jugar su última baza para crear un proyecto más ambicioso. En la promotora mantienen la calma a la espera de que se produzcan novedades, porque todavía ni siquiera se ha forma un Gobierno Local. Todo hace indicar que serán los ‘populares’ los que consigan la Alcaldía, pero todavía no hay ningún pacto con Ciudadanos y Vox.

A pesar de esta circunstancia, en Distrito Castellana Norte se muestran optimistas con respecto a las posibilidades de que salga el proyecto. Otra cosa será el momento. En una entrevista en EsRadio, Martínez-Almeida declaró que sería posible aprobarlo en el pleno del mes de julio. Pero el truco está la palabra empleada por el ‘popular’: posible. Lo normal es que si el PP decide dar el visto bueno -sin modificaciones- al proyecto lo haga a partir de septiembre, porque si lo hace en julio -con la mitad de la ciudad de vacaciones- perdería repercusión mediática. Luego debería de recibir el ‘ok’ definitivo de la Comunidad de Madrid que podría producirse en noviembre, por lo que no sería hasta mediados de 2020 cuando apareciesen las primeras grúas.

Mientras que la aprobación del proyecto se convierte en una realidad, la promotora que cuenta como socios con BBVA y la constructora San José -han inyectado 170 millones de euros en el desarrollo entre las dos- , seguirá promocionando Madrid Nuevo Norte en el local situado en plena Castellana.