Todos los años Supervivientes pone a prueba a sus concursantes con un test de cultura general. Según los resultados obtenidos durante la prueba, cada grupo va a uno de los tres sectores de la playa abiertos para el concurso. Sin embargo, lo que parecía una prueba sencilla, se convirtió en un momento vergonzoso para el programa. Los concursantes no sabían nada. De hecho, nada hasta niveles preocupantes.

Parece que al programa le guste poner en ridículo a sus concursantes para atraer a su público mediante el morbo. Pero lo cierto es que, en esta ocasión, no parecía que el equipo de Superviviente lo hubiera hecho a posta. Las preguntas eran tan fáciles que la indignación llegó hasta las redes. Los espectadores no daban crédito ante lo que estaban presenciando. Para el próximo año esperamos que los personajes de la prensa del corazón reciban clases de recuperación, nivel primaria, para enfrentar el cuestionario.

¿En qué entrega de Torrente salía Kiko Rivera?

Torrente 4Kiko Rivera apareció en la cuarta entrega de la saga Torrente, como atestiguan las muchas imágenes promocionales que se publicaron de la película cuando iba a ser estrenada. Pero los concursantes, una vez más, no sabían la respuesta. Omar, Colate y Dakota tuvieron que volver a sus pupitres tres veces para poder finalizar la prueba.

Durante el juego, los participantes ignoraron completamente las indicaciones de Lara Álvarez, que a cada voz parecía perder más los nervios. Intentaron discutir a la copresentadora para no repetir el recorrido e incluso llegó a escucharse por parte de Dakota un “joder tía” refiriéndose a la presentadora. Hasta tal punto llegó la situación, que fue necesario pedir al resto de compañeros que se dieran la vuelta para evitar que hicieran trampas.

En definitiva, los concursantes de Supervivientes se comportaron más como una clase de parvulitos que como integrantes de un concurso de televisión para mayores de 18 años. Era como ver un capítulo de Barrio Sésamo, pero con más errores y más repeticiones. Lo mejor para definir esta prueba es destacar una de las muchas frases de desesperación que lanzó Lara Álvarez durante el transcurso del juego: “Habéis aprobado con nota. La respuesta es lana.”