carrefour ofertas

La crisis provocada por el coronavirus ha cambiado la morfología de muchos negocios, entre ellos la distribución. Los principales actores del sector como Mercadona, Carrefour, DIA o Lidl han tenido que repensar parte de su estrategia, y además no han dejado de invertir en suelo español pese a todos los contratiempos. Los franceses han sido los más rotundos con la compra de Supersol… ¿y algo más?

Ha sido en las postrimerías del mes de agosto más raro de la historia cuando Carrefour ha mandado un mensaje muy claro. La firma de origen francés ha alcanzado un acuerdo para adquirir el negocio de la cadena de supermercados Supersol, propiedad del grupo lituano de ‘retail’ Maxima, en una operación que se consolidará a principios de 2021.

En concreto, la operación abarca la compra de 172 supermercados de la cadena en el mercado nacional, ubicados principalmente en Andalucía y la Comunidad de Madrid. Carrefour ha precisado que el valor de empresa de esta transacción es de 78 millones de euros y que las tiendas adquiridas registraron unas ventas netas cercanas a los 450 millones de euros en 2019.

Se trata de un movimiento lógico, sobre todo después de los cambios que ha provocado el covid con respecto a la forma de comprar de los consumidores. De hecho, hace unos meses Carrefour ya inició una maniobra para ampliar su huella en España, sobre todo la de proximidad, un segmento donde DIA -curiosamente- enmendó sus males corporativos.

De esta forma si de una cosa puede presumir DIA es que es la enseña que más tiendas tiene en España. A finales de 2019, su número concreto era de 4.236. Casi el triple de las 1.626 que posee Mercadona, por ejemplo. Un músculo que, en los primeros momentos de la crisis, les hizo ganar cuota de mercado. La razón no fue otra que su proximidad con el cliente. Lo mismo pasó con los denominados como mercados regionales, caso de Ahorramas, Condis o Covirán. Ellos también tienen el grueso de sus tiendas en el centro de las ciudades y pueblos. Carrefour no quiere ser menos.

Mientras que el número de tiendas de DIA se va desinflando con el fin de retomar su delicada situación financiera (el pasado año cerró 458), la competencia ha decidido todo lo contrario. Carrefour ha decidido dar un empujón a sus tiendas de proximidad Express, Market y Supeco. Lo hará bajo el modelo de régimen de franquicia. Una forma de apoyar el empleo y el emprendimiento, creando nuevas empresas, según la enseña.

De momento, el número de tiendas de proximidad que tiene Carrefour repartidas por España se acerca al millar. Hablamos de 111 tiendas Carrefour Market, 826 Carrefour Express, 25 supermercados Supeco, y 4 tiendas Carrefour BIO. Establecimientos a los que habría que unir sus 205 hipermercados, 152 gasolineras o 646 agencias de viajes.

¿Y DESPUÉS DIA?

El objetivo de Carrefour ha sido claro: golpear a Mercadona donde más le duele, y coger distancia con Lidl. Actualmente la firma valenciana cuenta con el 24% de cuota de mercado; los franceses el 8%; DIA un 6% y Lidl el 5%, según datos del panel de Kantar.

Pero Carrefour ha asumido que el mercado de proximidad, en centros urbanos, puede ser clave en el futuro desarrollo del consumo tras la pandemia. De hecho, el confinamiento ha cambiado la forma de comprar de los españoles. Durante el estado de alarma, cadenas como Mercadona o Lidl, vieron como su cuota de mercado menguaba. Lo mismo le sucedía a Carrefour o Alcampo. Sin embargo, otros competidores, como DIA o Supersol, vivían otra realidad. Y ahí puede estar la clave de este movimiento. En el caso concreto de Supersol, logró un incremento de sus ventas del 16,5% durante el primer semestre respecto al mismo periodo de 2019. En su caso, no sólo se debió a su cercanía con el cliente. También influyó la política de precios bajos implantada por la nueva dirección, con Vygintas Sapokas en el puesto de CEO.

Atendiendo a esta situación, ¿podría Carrefour dar el asalto a hacerse con DIA? Su capitalización en Bolsa ahora mismo se sitúa en los 825 millones de euros. Y la evolución en el mercado lleva un año plana. Ni siquiera ese buen comportamiento le ha valido para tener la confianza de los inversores.

Fuentes consultadas por MERCA2 afirman que, en el corto plazo, un movimiento de acercamiento entre Carrefour y DIA sería extraño. Sin embrago, a medio plazo, y dependiendo como empiece a rendir el comercio de proximidad a los franceses, y si DIA se mantiene a tiro de opa, no descartan posibles movimientos corporativos.

APOYO EN LA PANDEMIA

Otro aspecto que queda claro por parte de Mercadona, Carrefour y Lidl ha sido su apuesta por España durante la pandemia. A lo largo de muchas semanas fueron héroes anónimos que han puesto su saber al servicio de los demás. Pero ha habido más. No han sido los únicos. Es el caso de aquellos otros que han hecho que la palabra desabastecimiento no haya calado entre los hogares españoles. Y, por ende, han evitado el caos.

Desde el reponedor del supermercado, hasta cajeros, dependientes, fabricantes y transportistas. Sin ellos, hubiéramos estado vendidos y la calma social en la calle hubiera sido distinta. Así, por ejemplo, Carrefour premió a sus empleados con 200 euros netos y Mercadona cifró esa gratificación a la especial entrega en un 20% de bono, haciendo ambos bueno el dicho de que es de bien nacidos ser agradecidos.