Siete de cada diez hogares españoles ya consumen productos Bio. Son datos de la consultora Kantar WorldPanel que ponen de manifiesto el interés de los ciudadanos por este tipo de productos que, aunque suelen ser más caros, son sinónimo de una alimentación más sana: sin químicos, no alterados genéticamente, y producidos de manera tradicional y sostenible. Es Carrefour quien lidera la apuesta por este segmento en España, con más de 2.000 productos Bio. Pero entre las dos enseñas alemanas, Lidl y Aldi, se ha establecido una particular lucha.

Según Kantar, Lidl ofrece un surtido que supera las 120 referencias. Ahí Aldi le toma la delantera, con más de 200. El hecho de que Lidl tenga una mayor red de tiendas, hace que su cuota de mercado sea mayor, llegando al 23,4%. ¿Acercamiento a los gustos del consumidor? ¿Mayor respeto por el medio ambiente?

Tanto Lidl como Aldi comparten ambos argumentos. Pero hay un tercero que también está haciendo que impulsen dicha categoría. Y dicho asunto tiene un nombre propio: Edeka. Para los españoles es un auténtico desconocido, pero en Alemania, cuna Lidl y de Aldi, les está comiendo el terreno.

Así ha quedado demostrado en el XI Estudio de Marca de Alemania Central, elaborado por la consultora MDR Media. Edeka ha ocupado lo más alto del podio, con un 35% de los votos. Aldi ocupa el segundo cajón (Aldi Sud y Aldi Nord), con el 33%. Y el bronce es para Lidl, con el 24%. ¿Qué es lo que ha inclinado la balanza a favor de Edeka? Que los clientes en Alemania, cada día más, valoran la calidad y la sostenibilidad. Este supermercado, de manera regular, anuncia productor orgánicos, regionales y sostenibles. Y, como dice el refranero, cuando las barbas de tu vecino veas pelar…

EL DESCUENTO NO ES SUFICIENTE EN LIDL Y ALDI

Desde su fundación, tanto Lidl como Aldi se han definido por ser tiendas descuento, en las que el precio ha sido su particular trampolín de crecimiento. Sin embargo, los tiempos cambian que es una barbaridad. Y ahora los consumidores buscan algo más que ahorrarse unos céntimos de euro. Como dice el estudio de MDR Media, ambos se siguen caracterizando por precios bajos y marcas propias económicas. Algo que no parece ser suficiente para inclinar la balanza a su favor.

Marcas y calidad también son vectores tenidos en cuenta por los consumidores. Sobre todo en sociedades envejecidas, como la española y la alemana. Otros factores que han aumentado el interés por Edeka es que sus establecimientos suelen estar dentro de las ciudades, al contrario de los de Lidl y Aldi, colocados en los nuevos desarrollos urbanísticos.

La situación no se da solo en Alemania. En España, como ha demostrado el estudio de Kantar, los consumidores están siguiendo el mismo camino. Precios, marcas propias, y una pequeña selección de productos de marca, ya parecen no ser suficientes para atraer la confianza del consumidor. Algo que, en tiempos de pandemia, se antoja esencial para mantener ventas.

Edeka también es un supermercado descuento, con la misma filosofía de Lidl y Aldi. El estudio de MDR Media en Alemania se llevó a cabo entre 5.000 personas de Alemania Central, más otras 1.000 del resto del país. Un estudio que, en las anteriores ediciones, estaba comandado por Aldi. Lidl, por su parte, está viendo como el porcentaje de respuestas positivas se va desinflando.