carrefour

Hace siete años, en plena crisis económica, Carrefour implantó su modelo low cost en España bajo el nombre de Supeco. Se trata de una especie de cash & carry desconocido en algunas partes del país, excepto Madrid y Andalucía, donde aglutina la mayor parte de tiendas. Sus precios baratos atraen a buena parte de compradores; sin embargo, su matriz (Grupo Supeco Maxor) se hunde cada vez más en sus números rojos.

El ejercicio 2018, la sociedad registró 11,3 millones de euros de pérdidas, un 163,9% más que un año antes, según las cuentas del Registro Mercantil recogidas por InsightView. Desde 2010, la compañía ha estado siete años en números rojos, que en los últimos años se han agravado: en 2015 tuvo unas pérdidas de 2,4 millones de euros; en 2016 fueron de 5,74 millones de euros y en 2017 de 4,35 millones de euros de pérdidas (últimos datos más actualizados). Su mejor año fue en 2011, cuando consiguió cerrar el año en positivo con 5,7 millones de euros y 2014 con 2,47 millones de euros.

Evolución del beneficio de Grupo Supeco Maxor. Fuente: Insight View.

No obstante, la cifra de negocio de la compañía ha crecido durante todos los años. Desde los 576 millones de euros en 2010 hasta los 738 millones de euros en 2018. De hecho, el pasado año creció un 4,2% con respecto a 2017.

Cabe recordar que Grupo Supeco Maxor es una sociedad perteneciente a Carrefour España y que incluye los formatos minihipermercado, supermercados Market, super económico (Supeco) y gasolineras; pero con matices, pues no aglutinan todos los formatos Market ni gasolineras del grupo.

La sociedad opera exclusivamente en territorio nacional. Ha finalizado 2018 con 172.137 metros cuadrados de superficie destinada a la venta de productos de alimentación y no alimentación, en 107 tiendas (dos menos que en 2017) y 21 gasolineras, distribuidas en ocho de las 17 comunidades autónomos. En 2018 ha abierto siete supermercados: tres supermercados Carrefour Market (Tirso de Molina, Boadilla y Alcalá 396) y cuatro Supeco (Talavera, Tarrasa, Pilar de la Horadada y Santa Perpetua).

Según la auditoría de cuentas, Carrefour España prevén que durante 2018 la sociedad alcance tasas positivas de ventas comparables durante el año. “El objetivo es seguir mostrando un desempeño superior al del ejercicio anterior, manteniendo la expansión rentable del negocio como prioridad estratégica, con una mejora continuada en la eficiencia de costes de 2018 en cumplimientos con los planes estratégicos puestos en marcha por el grupo”.

Carrefour implantó su modelo low cost en España bajo el nombre de Supeco. Siete años después la matriz de este mdoelo acumula números rojos

En cuanto a los principales riesgos, desde la enseña gala esperan poder mantener una política de precios y un atractivo comercial que posibilite el incremento en la cuota de mercado.

CARREFOUR QUIERE EXPORTAR EL NEGOCIO

Supeco nació en 2010, pero no fue hasta 2012 cuando se abrió el primero en España, concretamente en Sevilla. Desde entonces, Carrefour ha sumado un total de 23 establecimientos en España, la gran mayoría en Madrid y Andalucía. Así, Supeco es una de las marcas de Carrefour made in Spain. Pero este modelo no es único en nuestro país. También hay 15 tiendas en Rumanía, dos en Polonia y una en Italia. Y ahora el modelo anticrisis se traslada a Francia con la apertura de dos tiendas.  

Estas tiendas se crearon en pleno apogeo de la crisis. Se posicionaron bajo el lema “Somos super económicos, super variedad y super frescos”. Este formato ofrece un máximo de 2.500 artículos (aproximadamente 10 veces menos que un supermercado convencional) que se organizan como si fuera un almacén: los productos se presentan en cajas de cartón o directamente en palets. Se pueden comprar individualmente o en grandes cantidades a precios muy económicos. Son una especie de cash & carry ubicados en espacios de 1.500 a 2.000 metros cuadrados y que recuerdan a los inicios de enseñas como Lidl, que ahorraban en decoración e imagen.

Y este modelo es el que interesa a Carrefour para atraer a más clientes por los precios bajos. Además, no requiere de grandes inversiones. “La disciplina de costes está mejorando con eficiencias operativas, con recortes de personal que crean un aspecto más ágil en la organización, pero todavía tenemos que ver una mejora significativa en los márgenes”, explican analistas de Bloomberg.

Es preciso recordar que Carrefour estableció su ‘Plan 2022’, a través del cual pretende ahorrar 2.000 millones de euros anuales potenciando el canal online y eliminando algunos hipermercados, entre otras medidas.