Los datos de paro del mes de octubre nos han dado una de cal y otra de arena. En la cal encontramos el aumento del desempleo en 44.685 personas, lo que sitúa el número de parados en 3.764.982 desempleados. En la de la arena tenemos la buena evolución de la afiliación a la Seguridad Social: 101.355 personas se dieron de alta, lo que supone el mejor dato de la serie histórica.

¿Por qué se produce este desfase? ¿Es factible que el paro aumente y la Seguridad Social reciba más contratos que nunca? La respuesta es sí. Es posible y tiene una explicación más sencilla de la que uno puede imaginarse. Está en la evolución de la tasa de población activa que hay en España. No es algo volátil, a la inversa, es algo móvil. Pude subir o bajar de un mes a otro. Esto ayuda a esa diferencia.

1436268201672Según la última Encuesta de Población Activa hay en España 22,8 millones de personas en disposición de trabajar. Un descenso de 27.300 personas. Valentín Bote, director de Randstad Research, explica que “este baremo aumenta por varias razones: estudiantes que se incorporan al mercado de trabajo y un factor estacional de trabajadores temporales (que se emplean en determinadas épocas del año. Por ejemplo, ahora para la venidimia) así como por el efecto migratorio”.

De hecho, según explica Bote, si la población activa no fuera móvil, el empleo sólo aumentaría si cayera el paro. De ahí esa disfunción que se produce en ocasiones, y que nos puede llamar la atención.

Otros titulares que nos dejan los últimos datos de paro de este mes:

Tres meses consecutivos de subidas 

Con el dato de octubre, son ya tres los meses en los que ha subido el desempleo en España. Un mes que suele ser malo porque coincide con el final de la campaña de verano en la hostelería, lo que castiga mucho las cifras.

Las mujeres baten récords 

Hay ahora mismo 8.246.786 mujeres cotizando a la Seguridad Social. Una cifra récord, según el ministerio de Empleo. No sólo eso, es que en octubre se han afiliado 83.157 féminas frente a 18.178 hombres. Una tendencia que, según Valentín Bote, “continuará en los próximos meses porque la tendencia del empleo es buena”.

Los profesores tiran del empleo 

Es una tradición en estas fechas. Los profesores que fueron despedidos en junio-julio al acabar el curso, vuelven a trabajar. Se puede comprobar cómo 123.054 cotizantes se han sumado a la educación. Una subida del 17,9%. Es el mayor alza dentro del Régimen General de afiliación a la Seguridad Social. Le siguen, muy de cerca, las Administraciones Públicas que han visto incrementar su ocupación con más de 14.500 personas.

Temporalidad. ¿Mito o realidad? 

El 91% de los nuevos contratos ha sido temporal. Sólo el 8,9% han sido fijos. Munición para quienes critican la excesiva temporalidad del empleo. Sin embargo, según los datos de la Encuesta de Población Activa, 3 de cada 4 contratos son indefinidos. Es una tendencia difícil de corregir, porque la contratación a largo plazo tarda más en llegar y, en muchas ocasiones, se produce por el encadenamiento de contratos temporales que se convierten. Un dato que no se refleja en la estadística de empleo.