Las subastas judiciales online se posicionan como una alternativa más a la hora de buscar una vivienda, y se puede conseguir a un precio inferior del valor de mercado. En ellas, se ofrecen inmuebles y otros activos procedentes de empresas en concurso de acreedores.

La empresa eactivos.com, perteneciente al grupo empresarial Activos Concursales, gestiona y liquida activos de todo tipo, pero los más solicitados son viviendas, locales comerciales, terrenos, naves industriales y garajes.

Tras la aprobación del Texto Refundido de la Ley Concursal, se permite que las subastas judiciales y la liquidación de activos se lleve a cabo a través de entidades especializadas externas al Juzgado. Esto permite desatascar la justicia y evitar el colapso judicial.

Además, con las subastas judiciales online cualquier persona con un terminal y acceso a Internet podría participar en ellas, sin tener que estar físicamente en el Juzgado que la tramite.

SECTOR SERVICIOS, EL MÁS AFECTADO

La pandemia del coronavirus ha destruido miles de puestos de trabajo y ha supuesto un varapalo para los principales pilares de la economía española. Pero durante los primeros compases de la ‘nueva normalidad’ se está observando que el sector servicios es el más afectado por la crisis económica.

Los locales comerciales, hoteles, viviendas, naves industriales y maquinaria provenientes del sector servicios serán los tipos de activos que más van a sufrir las consecuencias del covid-19. Además, hay que tener en cuenta que las empresas de servicios y autónomos ya tenían realizadas las inversiones en sus negocios para poder iniciar la temporada turística, por lo que es más que probable que estos posibles concursos de acreedores terminen en liquidación.

PREVÉN MAYOR OFERTA DE ACTIVOS

En declaraciones a MERCA2, el CEO de Activos Concursales, Joaquín Oliete, asegura que no han registrado un mayor número de interesados en estas subastas. “La situación de inestabilidad económica no propicia una tendencia inversora por parte de la población, por lo que la participación en este tipo de subasta estará en niveles similares a los previos a la crisis del covid -19”. Por tanto, la actividad sigue con total normalidad, tanto para compradores finales como para grupos inversores.

En este sentido, hay que tener en cuenta que los expertos inmobiliarios alertan de que existe una demanda embalsada que prefiere retrasar su decisión de compra ante la incertidumbre económica actual. Así, ni se decantan por el mercado libre, ni por esta modalidad para adquirir inmuebles a menor coste.

Por otro lado, ante la previsión del elevado número de concursos que se van a declarar en los próximos meses, así como a lo largo del 2021, “debemos estar preparados para poder gestionar de forma satisfactoria su liquidación”, matiza Oliete.

Desde la compañía aseguran que más del 90% de concursos de acreedores acaban en liquidación, por lo que ahora más que nunca se debe buscar la profesionalización de las entidades que la gestionen, con el fin de garantizar la máxima seguridad jurídica al comprador final.

En cuanto a la tipología de activos que se están liquidando, la mayoría son viviendas, garajes, naves industriales, locales comerciales, y fincas rústicas. Además, hay que tener en cuenta que todavía no han entrado en liquidación las empresas que han sufrido los efectos de la crisis del covid-19. Estas empresas, previsiblemente, entrarán en liquidación a lo largo de 2021.

SUBASTA ONLINE ACTIVA

Este negocio no descansa y, desde el pasado jueves 9 de julio, y hasta el 9 de agosto, han iniciado la subasta de seis lotes de activos inmobiliarios, situados en las localidades de Gandía y Oliva, pertenecientes a Promociones y Construcciones Oliva S.A., y valorados en 9,2 millones de euros.

De los seis activos subastados, cuatro están situados en Gandía, se trata de viviendas con plazas de garaje y se sacarán a subasta de forma individualizada. El primero es una vivienda dúplex valorada en 316.793 euros. El segundo y el tercero, también viviendas dúplex, valoradas en 233.905 euros y 182.455 euros, respectivamente. Por último, el cuarto activo inmobiliario corresponde a una vivienda en la planta baja, valorada en 124.215 euros.

En cuanto a los otros dos activos, están situados en Oliva y corresponden a un parking en construcción con siete plantas de plazas de aparcamiento y trasteros, valorado en más de 7 millones de euros, y con un precio estimado de 3,9 millones. El segundo, es un edificio en construcción con 8 viviendas y 8 trasteros, con un valor total de 524.798 euros, y un precio estimado de 262.399 euros.