Las startups tecnológicas españolas que deciden salir fuera de casa prefieren no hacerlo demasiado lejos. La cercanía geográfica y el libre mercado suelen ser los factores con mayor peso para nuestros emprendedores a la hora de internacionalizarse. Los países de la Unión Europea son el destino preferido por la mayoría de aquellos que han llevado su negocio a otros mercados.

Así lo señala el IV informe ‘Internacionalización de startups españolas’, elaborado por el IE Business School y Lufthansa, para el que se ha contado con 75 empresas con base tecnológica -con sede u origen en España- enfocadas en el ámbito digital las cuales, entre todas, suman una facturación de más de 900 millones de dólares.

El documento pone de manifiesto que un 95% de las empresas emergentes que se han internacionalizado ofrecen sus servicios en el Viejo Continente. Este porcentaje ha tenido un aumento significativo el último año, ya que en la pasada edición era del 82%.

El inversor gorrón, un mal endémico de las startups

Para la mayoría de los emprendedores encontrar uno o varios ‘mecenas’ es fundamental para dar forma a sus ideas o poder sobrevivir con sus...

La segunda región en la que más startups de nuestro país han aterrizado sería Latinoamérica. Un 80% de las compañías internacionalizadas ya ha hecho las Américas, algo muy lógico teniendo en cuenta la afinidad lingüística. En este caso el crecimiento desde el pasado ejercicio ha sido incluso mayor: en 2017 la cifra solo era del 58%.

Norteamérica y Asia seguirían a Europa y Latam. Un 50% de nuestras representantes ha cruzado el charco y un 34% ha expandido su negocio a Oriente. Aquí también se ha experimentado un aumento significativo. El año pasado solo un 25% de las startups españolas internacionalizadas había llegado a EE.UU o Canadá y únicamente un 4% había puesto el pie en Asia.

Aunque la tendencia a la internacionalización se encuentra al alza, no faltan barreras. En Europa los emprendedores se encuentran con la competencia internacional como principal escollo (57%). Además, la competencia local (49%) y el desconocimiento del mercado (31%) no suelen ponerles las cosas fáciles. En Latinoamérica los problemas vienen más por la madurez del mercado (57%) y el desconocimiento del mismo (28%) además de por la carencia o poca madurez de algunas tecnologías. El 28% de los emprendedores apunta a los problemas con pagos con tarjeta de crédito como barrera, mientras el 24% cita la lentitud de las conexiones.

EN BUSCA DE EL DORADO

El informe realizado por IE Business School también evidencia que los emprendedores españoles de base tecnológica tienen su punto de mira puesto para los próximos meses sobre todo en territorios hispanohablantes. El 70% ha manifestado sus intenciones de llegar a México y un 57% ha señalado Colombia como su objetivo. El país norteamericano repite como destino predilecto por las startups de nuestro país aunque en esta edición aumenta su liderazgo, ya que el año pasado el porcentaje fue del 62%.

Los tentáculos del machismo en las startups

Vamos a hablar claro. El mundo de la tecnología y las startups es machista, muy machista. Igual que ocurre con otros sectores o negocios,...

Respecto a Colombia Joe Haslam, profesor de la IE y autor del estudio, ha reconocido en rueda de prensa que el proceso de paz que ha experimentado el país habría ayudado a generar nuevas oportunidades de negocio. Además, ha afirmado que las startups españolas no solo están interesadas en Bogotá, sino en otras ciudades importantes del país.

Les siguen a no mucha distancia EE.UU (55%), Chile (53%) y Portugal (50%). Países como Italia (42%) o Francia (45%), sin embargo, son los que menos atractivos resultarían de cara a futuro para la internacionalización.

¿DE DÓNDE VIENE EL DINERO?

Las startups tecnológicas españolas que han abierto miras y han ampliado su radio de acción también lo han notado en sus cifras. El 66% ha reconocido que un 51% o más de su facturación procede de su negocio fuera de España. Por otro lado, un 70% opina que en tres años facturará más en el exterior que dentro de nuestro país.

Los emprendedores españoles progresan adecuadamente en cuanto a internacionalización pero todavía queda mucho por hacer para que se dé un cambio de mentalidad. Según Haslam, es común que en otros países europeos, como Alemania, las empresas nazcan ya con una visión global y enfoquen su estrategia desde el comienzo a desembarcar en nuevos mercados.

Comentarios