Starbucks
Logo de la franquicia Starbucks Fotografía de Jason Alden

Las tiendas de Starbucks se han caracterizado siempre por ofrecer un café de calidad bajo un modelo de negocio que supone elevados gastos. El resultado es un café que se puede calificar de caro si lo comparamos con los cerca de 1,30 euros que cuesta en España de media, pero que los amantes de este producto están dispuestos a pagar. No obstante, la crisis económica, la competencia y la llegada a mercados como el chino amenazan con tambalear sus ventas.

Las previsiones de facturación para el tercer trimestre son “modestas”. La compañía espera un crecimiento “ligeramente negativo en las ventas en China y el 1% de crecimiento a nivel global”, según un informe de Bloomberg Intelligence. Además, tiene previsto cerrar unas 150 tiendas el próximo año fiscal en los EEUU.

tim hortons

Tim Hortons estudia abrir cafeterías en Barcelona

Tim Hortons busca expandir su negocio a Barcelona, donde abrirá varias tiendas en otoño, dentro de una estrategia donde invertirá 50 millones de euros en cinco años.

Ante esto, Starbucks se está esforzando en optimizar su negocio y ofrecer servicios innovadores y productos premium. Una de estos son las nuevas selecciones para el almuerzo, llamadas Mercato, para atraer a más clientes por la tarde. El objetivo de la multinacional es que la comida suponga el 25% de las ventas en 2021. La tarifa para llevar incluye una ensalada de pollo y coliflor y un sándwich de mantequilla de almendras. Starbucks también ha estado experimentando con tableros de menú digitales. Están en pruebas en EEUU, por lo que en España no se verán todavía.

LA COMPETENCIA EN ESPAÑA

El gigante americano cuenta con más de 25.000 tiendas repartidas en 75 países. Este año ha abierto en China su primar cafetería. En España, está presente con 122 establecimientos de la mano Grupo Vips. De hecho, esta semana Starbucks ha abierto una nueva tienda en La Rambla, con un equipo de once baristas expertos en café y formados para poder preparar de forma artesanal y al momento hasta 86.000 combinaciones de bebidas diferentes y personalizadas.

En España se puede consumir un café por 3,90 euros en Starbucks, aunque depende del tamaño y de la clase. Y aquí reside una de sus fortalezas que ponen en valor su calidad, pero que en épocas de crisis económica se convierte en una debilidad que la competencia aprovecha.

Así, uno de sus principales rivales es la canadiense Tim Hortons, que cuenta con 4.600 repartidos por todo el mundo. De ellos, 10 locales están ubicados actualmente en España, aunque en breves llegará a Barcelona. Con un precio que ronda 1,5 euros, la batalla por el precio del café deja a Starbucks en una posición más débil.

PROBLEMAS EN CHINA

Starbucks tiene un problema tamaño en China. Tras anunciar un plan para triplicar los ingresos chinos y casi duplicar a 6.000 las tiendas en el país, estimó que las ventas caerían. La multinacional culpa de la debilidad de las ventas chinas a que los servicios de entrega han congestionado las cafeterías y frustrado a los clientes. Por ello, no descarta aliarse con Alibaba en servicios de reparto.

En este mercado, la canadiense también plantará cara. Tim Hortons planea abrir más de 1.500 restaurantes en China en medio de una creciente guerra comercial global. Los restaurantes abrirán durante los próximos 10 años a través de un acuerdo de franquicia principal con Cartesian Capital Group, la misma que expandió la marca Burger King en el país.