El secretario general de CC.OO., Unai Sordo, ha advertido al Gobierno de que habrá un “serio conflicto” con los sindicatos, si “bloquea la corrección de la reforma laboral” o introduce medidas que “precaricen” más el modelo.

En una entrevista a Herri Irratia Radio Popular, recogida por Europa Press, Sordo ha destacado la necesidad de cambiar la actual regulación laboral, que está pensada “para el viejo modelo productivo español” basado en “pagar menos impuestos y menos salarios”.

A su juicio, esa regulación laboral fomenta “los bajos salarios, la precariedad laboral y los peores proyectos empresariales” y cree que se debe modificar en profundidad, “empezando por derogar la reforma laboral” para apostar por “un modelo laboral radicalmente distinto”.

Cuestionado por la intención real del Gobierno de derogar la reforma laboral, Sordo espera que lo haga y ha recordado que así lo recoge su programa y es el compromiso adquirido con los sindicatos. “Y, si no lo hace, el Gobierno va a meter una bomba de profundidad en el diálogo social”, ha advertido.

En este sentido, ha afirmado sentirse preocupado ante algunas informaciones sobre las reformas que el Gobierno le quiere plantear a Europa en materia laboral, donde “no solo aparentemente no se apuesta por una corrección de la reforma laboral, sino que se apuesta incluso por algunas medidas que van en sentido contrario a lo que se demanda”.

“SERIO CONFLICTO”

“Si el Gobierno bloquea la corrección de la reforma laboral o va a medidas que precaricen aún más el modelo laboral, el modelo de contratación de jóvenes, por citar algo, va a tener un serio conflicto con los sindicatos y creo que el Gobierno no está en disposición de meterse en ese lío político, cuando lo que tiene que hacer es garantizar una mayoría para aprobar los PGE, por un lado, y para ir preparando reformas para un país más inclusivo, más igualitario y justo”, ha dicho.

Sobre los PGE, ha manifestado que hay que aprobarlos “sí o sí” porque no se puede continuar con unos Presupuestos que “vienen de otro mundo” y “no sirven para España”. Sordo ha indicado que, “pueden gustar más o menos”, pero son presupuestos “expansivos” que incorporan la canalización de 27.000 millones que vendrán desde Europa. A su juicio, son unas Cuentas “claves” para iniciar la recuperación económica en 2021 y sería “incomprensible” que no se aprobaran. “Nos sacarían cantares en Europa, ni contemplo la posibilidad”, ha añadido.

En relación al consenso existente en el Pacto de Toledo para reformar las pensiones, ha destacado que es “muy relevante” porque, por primera vez, hay “una amplia mayoría parlamentaria” que lanza el mensaje de que el sistema público de pensiones “suficiente y contributivo va a durar y muchos años” y ha defendido que en España no se debería ampliar la edad legal de jubilación.

MEDIDAS RESTRICTIVAS

Por otro lado, ante las nuevas medidas restrictivas establecidas en comunidades como Euskadi, ha señalado que son medidas de restricción que “ya se habían dado en otros territorios” como en Cataluña y Navarra y que están teniendo “un efecto” en la contención de los contagios, que es “la prioridad”.

No obstante, ha reconocido que son medidas que tienen “un impacto económico importante” y es necesario que, en este caso, el Gobierno vasco, pero, en general, el Gobierno de España y el conjunto de administraciones, sean conscientes de que “volver a incidir en las medidas de restricción” que “sanitariamente son necesarias, requiere volver a impulsar medidas de apoyo al empleo, a las empresas y a la protección social”.

“Una cosa tiene que ir aparejada con la otra, si se obliga a restringir determinadas actividades económicas, hay que impulsar medidas de contraprestación para intentar garantizar que no desaparecen empresas y no desaparecen empleos”, ha agregado.

Sordo también cree que habrá que “seguir estirando” la medida de los ERTEs mientras “dure la crisis económica y la pandemia”. Según ha recordado, está garantizada esta herramienta hasta el 31 de enero “en unas condiciones muy ventajosas” y “va a tener que continuar” mientras dure esta situación.

El dirigente sindical ha destacado que esta medida ha dado “buenos resultados” y cree que en España, “sin la figura de los ERTEs y alguna cosa más”, la destrucción de empleo “hubiera sido infinitamente superior”.

Sordo, que cree que “merece la pena” mantenerlos, pese a que requiere de una “fuerte” inversión pública, ha indicado, ante la posibilidad de que algunos ERTEs acaben en EREs, que hay empresas que tienen “una debilidad financiera importante” y, en este momento, la contención de la pandemia es “decisiva”.

Sordo ha manifestado que “hay gente que está sufriendo mucho”, con situaciones “muy dispares” y cree que “se ha hecho un esfuerzo de protección como no se había conocido en España nunca”. “En los momentos álgidos de la utilización de los ERTEs, de las prestaciones para autónomos y algunas medidas más ha habido prácticamente seis millones de personas con una protección de rentas, aparte de los desempleados que ya había y de las personas pensionistas”.

El líder sindical ha afirmado que es un “esfuerzo público inmenso” que hay que reconocer, pero que “no evita que haya gente que lo siga pasando muy mal”. A su juicio, ello debe poner el foco en que todas las administraciones tienen que garantizar “un nivel de renta para sus ciudadanos” en una situación tan delicada como la actual.

Ante el empeoramiento de la previsiones realizadas por la UE para España, donde estima una caída del PIB del 12,4% este año, ha indicado que la situación se ha “alargado” y “tiene pinta de que se va a alargar al menos algunos trimestres más”, pero ha señalado que Bruselas está diciendo “cosas bastante distintas” a las que dijo en 2010. En concreto, ha destacado que una de las recomendaciones que hace a España es que hay que mejorar los niveles de protección de las rentas sin ingresos.

A su juicio, Bruselas es “consciente” de que “la desigualdad extrema” derivadas de la política de austeridad ha generado “muchísimos problemas, no solo sociales, sino económicos”. “El tono de Bruselas ha cambiado, se han roto las reglas de disciplina fiscal para hacer frente a la crisis, se está instando a los países a gastar en proteger empresas, en proteger empleos”, ha añadido.

Ello, según ha apuntado, va a “deteriorar mucho” las cuentas públicas de países como España y hay que ir preparando el escenario de la reconstrucción, que parte “de una fuerte inversión pública y privada” para recuperar la economía de 2021 pero también parte “de una política fiscal mucho más ambiciosa” si se quiere “encerrar esos desfases macroeconómicos sin llegar otra vez a recortes”.

“Quizá no este año, quizá no el que viene, pero habrá un momento en el que Europa trate de recuperar las normas y las reglas de disciplina fiscal”, ha manifestado.

A su juicio, hay que evitar a “toda costa” el escenario de recortes y ello requiere no solo de los fondos europeos sino de una política “mucho más ambiciosa”.

En relación a los fondos europeos, Sordo ha afirmado que “se supone que son recursos para impulsar algunos cambios en el patrón económico de países como España” desde la digitalización, la transición energética o la ecológica. Ello, a su juicio, requiere “planificar el país a diez ó 15 años vista” y los recursos no debieran servir “para hacer polideportivos en cada pueblo sino para tratar de dar un impulso tecnológico y digital en la economía y a los servicios públicos y sistemas sanitarios” y avanzar en una economía más sostenible.