Pedro J.
Pedro J. Ramirez junto a Eva Fernández. | Merca2

El 30 de enero de 2014 se tiñó de negro para Pedro J. Ramírez, que asistió emocionado a la tremenda ovación de despedida de la redacción del periódico que había levantado un cuarto de siglo antes, El Mundo. El periodista riojano explicó sin tapujos que su caída estaba originada por su decisión de publicar el reportaje “Cuatro horas con Bárcenas”. Aquella exclusiva tambaleó al Gobierno popular el verano anterior y Mariano Rajoy se vio obligado a salir al quite en el Senado, sede utilizada por el presidente para acusar a Ramírez de “mentir” y “difamar”.

Nadie dudaba que la decisión del político gallego fue una declaración de guerra que tuvo inmediatas consecuencias laborales y mediáticas para el periodista, despedido del medio que fundó y silenciado en todas las televisiones, incluida TVE. Los ojos de Soraya Sáenz de Santamaría y su mano derecha, María González Pico, se posaron sobre el hoy director de El Español, que en seis años y medio con Rajoy en el poder apenas había disfrutado de dos entrevistas en TVE. 

La primera se realizó por el programa matinal de La 2 ‘La aventura del saber’, en el que el entonces director de El Mundo habló de su premiado libro sobre la Revolución francesa, ‘El primer náufrago’. La segunda llegó en octubre de 2013 en el espacio satírico ‘Torres y Reyes’, con una temática centrada en la situación del periodismo.

Ni en la época de Zapatero, con la que fue muy crítico, el periodista había sufrido un veto similar

En marzo de 2014 estaba programada la tercera, con el exitoso Bertín Osborne como maestro de ceremonias, pero la entrevista fue relegada durante semanas hasta que el presentador de ‘En la tuya o en la mía’ cerró etapa en TVE y firmó por Telecinco, que emitió el programa ante 2.814.000 espectadores. Ramírez sabía que se había colocado como líder en el ranking de enemigos para el PP y José Antonio Sánchez no iba a tener misericordia. El director de El Español entró en las listas negras de la Corporación Pública y el veto, tal y como ha podido saber Merca2 por fuentes cercanas a TVE, acabará esta semana. 

PEDRO J. RAMÍREZ VUELVE A TVE

El director de El Español se incorpora a partir de este jueves a ‘Los Desayunos de TVE’, que desde ayer están dirigidos por Xabier Fortés. Pedro J. Ramírez ya colaboró en la cadena pública estatal en la etapa del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero dentro del espacio de análisis político ’59 segundos’. Ramírez, con evidentes diferencias ideológicas con el ex presidente, siempre ha destacado el talante mediático del socialista: “Rodríguez Zapatero, que ha sido muy criticable y ha cometido errores, en la relación con la prensa ha sido el hombre más abierto que ha gobernado en España. Mantenía relaciones personales con periodistas de todas las tendencias y concedía entrevistas a todos. Pero Mariano Rajoy es el polo opuesto”.

Tras 6 años de veto por destapar la financiación irregular del PP, Pedro J. RAMÍREZ vuelve a TVE

Ramírez, que denunció ante los suscriptores de El Español el boicot de las televisiones, “que excluyen sistemáticamente a los miembros de la redacción de nuestro periódico de sus tertulias y programas de debate”, relató en la última Junta General de Accionistas de El Español el calvario mediático que ha tenido que sufrir en los últimos tiempos por las venganzas del poder político: “Si no hubiera publicado en 1988 las pruebas que vinculaban a los GAL con el Ministerio del Interior, no habría sido destituido en 1989 como director de Diario 16. Si no hubiera publicado en 2013 mis Cuatro horas con Bárcenas y los SMS de Rajoy al tesorero, no habría sido destituido en 2014 como director de El Mundo”, explicó. 

pedro j ramirez

Sobre Felipe González señaló que “llevaba trece años y medio en el poder… y una y otra vez había negado toda implicación en la trama de los GAL y en la corrupción que la acompañaba. Pero nosotros, la prensa, aportamos las pruebas, la justicia comprobó y corroboró su veracidad, y los españoles le expulsaron del poder”.

Similar opinión mostraba sobre “Mariano Rajoy, que acababa de batir ese récord de trece años y medio de permanencia en el gobierno, si sumamos sus etapas como ministro y vicepresidente… y una y otra vez había negado toda implicación en la trama de financiación ilegal del PP… pero nosotros, la prensa, aportamos las pruebas, la justicia comprobó y corroboró su veracidad y la mayoría de los diputados le han expulsado del poder”. Ahora el poder ha cambiado y Ramírez, al fin, ve como el horizonte mediático se le despeja tras años de persecución.