terapia depurativa

Si buscas un plato rápido, contundente e ideal para el invierno, aquí te traemos la receta de uno de ellos: sopa de huevo. Rápido porque apenas vas a tardar unos minutos en prepararla, de hecho hay personas que han desarrollado tanta pericia al hacer este plato que tardan solo 120 segundos. Contundente porque con los ingredientes que lleva, ten por seguro que vas a estar bien alimentado. E ideal para el invierno porque al ser un plato caliente, te ayuda a combatir las bajas temperaturas tan típicas de estos días.

De hecho, hay muchas personas que consideran que esta receta corresponde a la de un plato gourmet. En cualquier caso, en este artículo vamos a explicarte todos los ingredientes que vas a necesitar para preparar esta sopa de huevo, el paso a paso de esta sencilla receta, y alguna que otra sugerencia para que tu plato luzca más y mejor. Sigue leyendo si quieres enterarte de todo.

Cuándo comer este plato

sopa

La sopa de huevo, como cualquier tipo de sopa, es ideal para consumir en invierno. Una de las sensaciones más placenteras que pueden existir durante esta época del año en la que las temperaturas caen en picado, es la de contrarrestar la sensación de frío que se mete en el cuerpo con un buen alimento caliente. Y si es una sopa, mejor todavía. Pero si es de huevo, ya es lo máximo. Y si no lo crees, prueba y verás. Porque tu cuerpo eliminará la sensación de frío por completo y entrará en calor en cuestión de segundos.

Pero además, este plato está también indicado para otro tipo de contextos y circunstancias. Como por ejemplo cuando quieres ponerte a dieta. Porque se trata de un plato muy completo, sano, poco calórico, y con una gran cantidad de vitaminas y nutrientes. Además, también es ideal para consumir por las noches. Porque su digestión no es para nada pesada y te permite irte a la cama con el estómago vacío, pero sin esa sensación de hambre que muchas veces puede llegar a dificultar la conciliación del sueño.