La compañía Solaria Energía y Medio Ambiente se aprovecha del buen momento de las energéticas en Bolsa y su nuevo modelo de negocio para despegar en el Mercado Continuo con grandes subidas en 2018. En concreto, las acciones de la empresa registran un ascenso del 247,24% desde que comenzó el año.

Tras una travesía en el desierto que ha durado desde que se derrumbó en 2008 (de 21,48 euros a 1,91 euros) hasta enero de 2017, las acciones de la entidad presidida por Enrique Díaz-Tejeiro están viviendo un rally alcista que las ha llevado de estar por debajo del euro a los casi 6 actuales (5,66 euros a cierre del 1 de octubre). “Es de esperar que acabe viendo los 6 euros reconquistados y un intento de marcar nuevos máximos siempre y cuando no pongamos en riesgo la pauta de mínimos crecientes que presenta el valor desde principios de 2016”, explica Eduardo Bolinches, analista colaborador de ActivTrades.

Solaria

Uno de los motivos reside en las subastas para introducir nueva energía renovable en el sistema eléctrico celebradas en 2016. Con el objetivo de asegurar el cumplimiento del objetivo del 20% de renovables en 2020, el Gobierno de Mariano Rajoy dio luz verde a estas operaciones después de cuatro años sin avances en el sector. Por tanto, tanto en 2018 como en 2019 “veremos un gran desarrollo de las energías renovables en España”, explican desde la Asociación de Empresas de Energías Renovables (APPA).

Por otro lado, los gobiernos de la Unión Europea y el Parlamento Europeo alcanzaron en junio un acuerdo para fijar un objetivo vinculante de energías renovables del 32% para 2030. De esta manera, este gran desarrollo en España se extenderá diez años más gracias a la normativa dictada desde Bruselas.

Naturgy Reynés

Naturgy se apoya en Bolsa para encarar la incertidumbre nuclear

El 27 de junio Gas Natural Fenosa dio paso a Naturgy. Dos meses después, la reestructuración de la compañía dirigida por Francisco Reynés sigue...

El tercer gran motivo de este buen momento en Bolsa de Solaria se encuentra en los costes. En los últimos siete años, la tecnología eólica y solar fotovoltaica los han reducido un 66% y un 85%, respectivamente, según datos anuales del banco de inversión Lazard recogidos por APPA. Gracias a la evolución, es más barato producir electricidad con energías renovables, sobre todo la eólica, que con cualquier otra.

Esta reducción de costes animará a muchas pequeñas y medianas empresas a instalar paneles solares en sus tejados. Para su tranquilidad, la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, anunció en septiembre que el Gobierno eliminará el llamado “impuesto al sol”, que grava el desarrollo de la energía solar fotovoltaica y el autoconsumo en España, antes de que termine 2018.

SOLARIA: AMPLIACIÓN DE CAPITAL PARA CRECER

La empresa ha dado una vuelta a su modelo operativo para centrarlo en la explotación del negocio de generación de energía basada en tecnología solar fotovoltaica. De esta manera, ha presentado un beneficio neto de 11,47 millones en el primer semestre del año. Esta cifra representa un incremento del 163% con respecto al mismo periodo de 2017. En el ámbito bursátil, según Eduardo Bolinches, “la acción habla de querer seguir luchando por subir aunque debido al descuento desmesurado de su potencial queda vetado a inversores conservadores buscadores de tranquilidad”.

Los ingresos de Solaria han ascendido hasta 19,05 millones de euros (+19%), aunque la radiación solar media se redujo en este periodo un 7,4% en España y un 13,14% en Italia, dos de los principales mercados de la compañía. De hecho, en junio cerró la compra de un invernadero solar en la región de Sardinia (Italia) por importe de 15,6 millones de euros.

Las acciones de Solaria tocaron máximos anuales en el parqué madrileño a principios de julio, justo antes de que se admitieran los nuevos títulos fruto de la ampliación de capital. La compañía realizó una colocación privada acelerada de acciones por importe de 96,8 millones de euros. “Un valor que se mueve de 0,5 euros a 7 en dos años es lógico y normal que quede acumulando en la parte alta del rango de precios de realmente tiene el potencial intacto además de digerir una ampliación de capital”, apunta Eduardo Bolinches.

Los fondos obtenidos con esta operación permitirán, según ha indicado la propia compañía, “adelantar el plan de desarrollo y ejecución de proyectos presentado el 14 de junio donde preveía construir 200 MW en 2018, 450 MW en 2019 y 650 MW en 2020”. Además, hará posible que Solaria siga incrementando la cartera de proyectos en desarrollo que actualmente se compone de más de 1.300 MW en España y 1.000 MW en el ámbito internacional.