Los países productores de petróleo se están pasando a las renovables.

La hoja de ruta del sistema eléctrico español, que además ha sido fortificado con la reelección del PSOE en el Gobierno, que busca incrementar notablemente la producción a través de fuentes renovables ha provocado la locura entre los fondos a la caza del negocio. En especial, para aquellas firmas que apuestan por la energía solar, Solaria y Solarpack, que han firmado en este primer trimestre de 2019 récord de producción en los últimos siete años, provocando la locura entre los fondos de inversión.

Las empresas como Solaria o Solarpack están atrayendo, literalmente, montañas de dinero por parte de los fondos españoles de cara a posicionarse en el mercado eléctrico español. Además, la inversión en dichas firmas ha ido cogiendo cada vez mayor velocidad, hasta el punto de que su capital, dinero que mantienen invertido en ellas los agentes de ahorro españoles, superó en el primer trimestre de 2019 los 84 millones de euros. Una cifra que supera a algunas firmas del Ibex (en Ence tienen inversiones por 34,5 millones) y se queda cerca de gigantes como Banco Sabadell que tiene 118 millones o Indra con 115 millones con una capitalización varias veces superior.

Solaria es sin duda una de las que más se está beneficiando de las montañas de dinero que está llegando al mercado de las renovables. Los fondos españoles aumentaron su inversión en la compañía en ¡un 19.807%! en apenas un año, desde los poco más de 138.000 euros que registraban a finales de marzo de 2018 hasta los más de 27 millones que acumula en la actualidad.

Bruselas sopesa castigar a España por la importación de electricidad ‘sucia’

Los consumidores españoles podrían tener una nueva preocupación para su bolsillo en unos meses. Y es que la Unión Europea estaría trabajando para intentar...

Además, la fabricante de paneles solares madrileña cuenta con hasta 22 fondos españoles distintos en su accionariado. Entre ellos, destacan algunos de renombre como el Renta 4 Multigestión con un 3,76%, el Bestinver Bolsa con una posición de hasta el 2,76% junto también a otros vehículos de las mismas gestoras como Bestvalue, Bestinfond o Renta 4 Bolsa. Además, en cuanto a los internacionales, aunque todavía con un valor reducido, han empezado a tomar posiciones gigantes como Vanguard, Credit Suisse o UBS.

Pese a que la inversión en Solaria, como se ha visto, se ha disparado es la debutante bursátil, apenas lleva medio año en bolsa, Solarpack que cuenta ya con más de 56 millones de su capital social que pertenecen a distintos fondos españoles. La firma vasca convenció a los inversores en su salida a bolsa, con cerca de 49 millones de fondos en sus primeras semanas de vida, que ha elevado en siete millones más en los primeros meses de 2019. Pese a que su capitalización apenas llega a los 370 millones, ya acumula la mitad de inversión que por ejemplo Banco Sabadell que vale en bolsa hasta 12 veces más.

Los fondos españoles han aumentado su inversión en Solaria en ¡un 19.807%! en apenas un año

Al igual que con la anterior, el nombre de los fondos que están detrás tiene una importante repercusión. Uno de sus mayores valedores es Banco Santander y más en concreto una de sus grandes baluartes y con más premios a sus espaldas, la gestora de fondos Lola Solana. Sus dos productos, Santander Small Caps y Santander Small Caps Europe, suman más de un 2,6% de sus posiciones en dicha firma. Además, cuenta con inversores históricos como la Marquesa de Ybarra, que no solo está consiguiendo importantes revalorizaciones en sus inversiones, sino que además ya ha entrado en el consejo. En concreto, el ceo del ‘family office’ de la familia Ybarra, Rafael Canales, fue nombrado consejero dominical.

El atractivo de Solaria y Solarpack también se ha extendido al resto, aunque de manera mucho más moderada. Así, los fondos aumentaron su presencia en Audax Renovables (otra de las firmas del sector que más está creciendo) un 23% en el último trimestre, pero las cifras están parejas a las de hace un año. Por el contrario, la otra gran firma del continuo, Berkeley Energia, sigue sin contar con el apoyo de los fondos dado su configuración de chicharro, valor bursátil de pequeño valor que sube y baja con fuerza, espanta a los inversores a más largo plazo.