Urbanización de Lazora en Pinto, Madrid.
endesa

Lazora, una de las mayores empresas de pisos en arrendamiento, con unas 7.000 viviendas en todo el país, ha establecido una moratoria al pago del alquiler para aquellas familias cuya situación económica se vea afectada por la crisis del coronavirus.

La firma toma esta iniciativa, a pesar de no formar parte de las medidas del plan de choque aprobado por el Gobierno, por la que dará al inquilino que tenga dificultades la posibilidad aplazar las rentas mensuales. En concreto, se permitirá aplazar el abono del alquiler durante el periodo en el que se alargue el Estado de alarma. El inquilino podrá después pagar estas rentas pendientes de forma fraccionada durante un año.

Para determinar los inquilinos que podrán acogerse a la medida, Lazora utilizará los parámetros y criterios económicos que el plan de choque del Ejecutivo ha fijado para las moratorias al pago de la hipoteca. De hecho, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, solo se refirió a los alquileres para pedir a los arrendadores que negocien y alcancen un acuerdo con sus arrendatarios en caso de que sufran los efectos del Covid-19.

En un comunicado, la compañía indicó que cuenta con un equipo de asistencia y mediación social que analizará de “forma individualizada” la situación de cada inquilino para ofrecer así las “mejores alternativas para cada circunstancia”.

La compañía de pisos en renta asegura que ha habilitado un canal especial de comunicación a disposición de todos sus inquilinos de sus 7.000 pisos, a los que ya ha informado de la medida a través de una carta. De estos pisos, alrededor de la mitad son de protección oficial.

NEBULIZACIÓN

En la misiva, también detalla las “medidas extraordinarias” que ha adoptado en materia de seguridad sanitaria en todos los edificios que gestiona. En este sentido, Lazora contactó con las empresas de limpieza con las que trabaja para “reforzar los protocolos de limpieza y desinfección en los edificios” y fijó un “estricto protocolo” de medidas de sanidad para todo el personal de limpieza.

Asimismo, y en línea con las recomendaciones sanitarias, cerró todas las zonas comunes como pistas de pádel, piscinas, gimnasios, salas de reuniones u otros espacios polivalentes, en aquellos edificios en los que existen.

Además, está abordando en todas las zonas comunes de los edificios un proceso de desinfección sanitaria especial conocido como “nebulización“. Según la empresa, este proceso, actualmente en marcha con la previsión de que concluya la próxima semana neutraliza virus, bacterias y hongos en lugares de difícil acceso, y posibilita que los distintos principios activos utilizados permanezcan más tiempo suspendidos en el aire y al depositarse cubran una mayor superficie, aumentando así su eficacia.

Comentarios de Facebook