Huawei

Huawei ha anunciado que los nuevos ‘smartphones’ que lanzará al mercado no contarán con aplicaciones de Google preinstaladas de serie. Es una situación que hasta la fecha no se había producido en los terminales del fabricante chino de teléfonos móviles y equipamiento de telecomunicaciones.

Así, los móviles Mate 30 y Mate 30 Pro usarán Android como sistema operativo, pero en lugar de usar la versión que ofrece Google, Huawei ha decidido emplear Android Open Source Project (AOSP), la variante libre y de código abierto que puede usar cualquier empresa o particular.

Huawei ve luz al final del túnel al adelantar a Nokia y Ericsson con el 5G

La tecnológica china Huawei, que hace dos semanas decía que estaba en una situación “de vida o muerte” ahora ve luz al final del...

La decisión de usar AOSP en lugar de la versión de Android ofrecida por Google es que el teléfono no incluirá preinstalada ninguna de las aplicaciones del gigante tecnológico estadounidense, entre las que se cuentan la tienda de aplicaciones Play Store, Gmail, YouTube o Google Maps, entre otras.

GOOGLE SUSPENDIÓ SUS NEGOCIOS CON HUAWEI

Google decidió el pasado 20 de mayo suspender los negocios con Huawei que implicaran transferencia de productos de hardware y software, excepto aquellos cubiertos por licencias de código abierto (como AOSP), después de el Gobierno de Estados Unidos decidiera incluir a la tecnológica china en la “lista negra” de empresas que suponen una amenaza para la seguridad nacional y con las cuales no se puede hacer negocios sin el permiso expreso del Ejecutivo.

Un día después, el 21 de mayo, Google anunció que volvería a colaborar con la firma del país asiático después de que recibiera una licencia y fuera excluida de forma temporal de los efectos de estar en la “lista negra”.

El veto provocó que las ventas de teléfonos móviles de la compañía se desplomaran cerca de un 40% fuera de China, según aseguró en su momento el consejero delegado de Huawei, Ren Zhengfei. En España, el descenso en las semanas poteriores a la decisión de Google llegó a ser del 30%.