José Padrón, country manager de SiteGround en España.
José Padrón, country manager de SiteGround en España.

“Nada mejor que un ejemplo para entender nuestra empresa” explica José Padrón, country manager de SiteGround en España en una entrevista con MERCA2. Uno de sus clientes, (japonismo.com), un blog de viajes especializado en Japón con más de 300.000 visitas al mes, necesitaba que su web fuera más rápida “tardaba más de 13 segundos en cargar” y tenía incidencias a la hora de publicar, además de caídas de servicio constantes.

Al llegar a SiteGround “el cambio fue notable”, y tras configurar correctamente sus servicios, la velocidad de su web aumentó y las caídas de servicio desaparecieron. Como consecuencia de esa mejora del servicio y su velocidad, su posicionamiento en buscadores ha mejorado mucho y con ello el número de visitantes a su web.

SiteGround es un proveedor de hosting (productos y servicios destinados a tener presencia en Internet) especializado en los CMS´s más utilizados del mundo como por ejemplo, WordPress. Facilita servicios para que cualquier persona o empresa pueda alojar su web en un entorno seguro, “con un excelente soporte técnico y además, con velocidad” añade Padrón.

También se encarga de ayudar a sus clientes a habilitar proyectos web diseñados con herramientas como WordPress, Magento, Joomla, Prestashop o Drupal. Activaciones a un solo click, recursos como plantillas, módulos y plugins específicos o herramientas especializadas para acelerar contenido.

Pero “lo más importante” es que ofrece soporte técnico especializado en las 24 horas al día de los 7 días de la semana en español, inglés o italiano.

DE BULGARIA A ESPAÑA

SiteGround nace en 2004, tres estudiantes de la universidad americana de Sofía decidieron dedicarse al alojamiento web pero con un enfoque diferente, “siempre pensando en un producto de calidad y excelente soporte”.

Actualmente los fundadores (Tenko Nikolov su CEO, e Ivo Tzenov), siguen formando parte de la compañía e incorporando nuevas ideas. Nacen como un proveedor de hosting de los muchos que había en aquella época, pero con los años se ha ido especializando y transformando en un proveedor sensible a las peticiones y feedback de sus clientes.

A partir de 2007 ven que gestores de contenido como Drupal, Mambo y WordPress comienzan a protagonizar las preguntas de sus clientes y desde entonces, el desarrollo de producto y la contratación de recursos humanos, gira en torno a facilitar el mejor entorno de alojamiento web para proyectos hechos con esas herramientas.

Actualmente tienen dos millones y medio de clientes en todo el mundo, 530 empleados y oficina en Madrid desde 2015. Se definen como una empresa familiar porque no dependen de bancos, inversores externos ni empresas de capital riesgo.

¿CÓMO?

La empresa ofrece servicios de hosting gestionado, es decir, el cliente únicamente se ocupa del contenido de su proyecto y la compañía del hardware, las actualizaciones de software, la seguridad, la velocidad, etc…

Lo hacen desde centros de datos situados en tres continentes, y con una gran variedad de productos, que permiten a un cliente comenzar con un proyecto pequeño y crecer sin límites y sin necesidad de cambiar de proveedor.

Sus clientes son empresas y autónomos, y sus herramientas están hechas para poder utilizarlas desde cualquier dispositivo móvil o web. Es decir, su área de usuario está diseñada para que cualquier persona, en cualquier momento, y desde cualquier ubicación pueda realizar sus gestiones diarias. También disponen de plantillas y plugins para hacer que sus webs puedan ser vistas tanto desde móvil como desde escritorio.

MENOS DE 4 €

Sus servicios de alojamiento web compartido comienzan desde los 3,95 euros al mes, pero existe una gran variedad de productos y servicios, “pueden ir cambiando de producto según vaya creciendo su proyecto, lo que le libra de tediosas migraciones y cambios de proveedor”.

Para controlar los ciberataques, además de sus propias medidas (Data Center, soluciones software y scripts de seguridad) disponen de un equipo especializado en seguridad y todas sus aplicaciones e instalaciones son probados por compañías de seguridad externas.

Si bien es cierto que un sistema o una web es tan segura como el rigor de la persona que la administra. “Todas nuestras medidas de seguridad son insuficientes si finalmente un cliente deja la contraseña “1234”, o la deja escrita en un papel encima de su escritorio. El cliente también tiene que poner un poco de su parte para que el servicio sea completo” concluye.

Comentarios de Facebook