Siri es uno de los primeros asistentes personales implementados con inteligencia. Siri no es una tecnología propia de Apple, como muchos piensan. De hecho, algunas de las tencologías más importantes de la empresa de Copertino provienen de otras empresas más pequeñas que han sido absorbidas por el gigante de la manzana.

Miembros del grupo SRI International fueron los que desarrollaron Siri en 2007. Fue una rama del proyecto CALO financiado por el DARPA. Tras unas rondas de financiación bastante exitosas y un periodo de desarrollo, finalmente en 2011 sería el momento en el que se relanza como parte de Apple para el iPhone y más tarde para el iPad.

Desde ese momento, otras grandes corporaciones y startups han desarrollado sus propios prototipos de inteligencia artificial para implementar asistentes que sean capaces de reconocer el lenguaje humano y poder contestar y atender a comandos de voz con las peticiones de los usuarios.

Siri versus los demás asistentes

Aunque Siri sea la más popular, no es la única IA que actúa como asistente personal. Existen otras como Google Assistant, Microsoft Cortana, Amazon Alexa y Samsung Brixby. Incluso hubo un proyecto español que llegó a ser popular y consiguió grandes logros. Se llama Sherpa y apareció en 2012 para Android.

Todas tienen sus ventajas e inconvenientes como ahora puedes ver.